¿Por qué ya no interesa ser líder?

18 Feb

Los líderes son una invención relativamente reciente. Ni a mis papás ni a mis abuelos los intoxicaron con la cantaleta del liderazgo. En los ochentas y noventas todos debíamos convertirnos en un líder aunque, nos aclaraban, algunos ya habían nacido “líderes”, es decir, el discurso acusaba ya su corte neoliberal al mezclarse con categorías como la clase y lo divino, en corto, con el darwinismo social.paradigm-shift-cartoon

Llevamos miles de años dando por sentado que el ser humano es un animal que se organiza bajo modelos piramidales: monarquías, iglesias, repúblicas, Estados. Sus fracasos son estudiados como eventos políticos, de ambición, de corrupción, pero sólo apenas, en el siglo 21, se ha disparado la sospecha de que el problema político más añejo es el sistema de organización verticial.

Se imprimieron miles de libros de consejos para entonar la voz, pasar por seguro de sí mismo, aprender a dar órdenes que parezcan genialidades y quizá por décadas casi todos los diplomados en administración de empresas incluyeron la palabra liderazgo. “México necesita uno, pero uno de a de veras” y con esa solución, ¡voilá! Simplficamos el complejo problema de ponernos de acuerdo para construir un futuro en donde quepamos todos.

Pero, ¿qué hacen los líderes para que puedan ser reconocidos? Básicamente, organizan y son amados.elefantes

¿Pueden organizar cualquier cosa y ser amados de cualquier forma? Un líder organiza asuntos de relevancia para el grupo en el Poder. El “líder” que llama a acciones de emancipación individual ya no es llamado líder, recibe otro nombre. Los líderes son productivos para el sistema capitalista. Llaman a hacer, a crecer, a mejorar lo establecido. Tampoco pueden ser amados de cualquier forma. Deben ser amados sin que ese amor amenace al poder establecido.

Visto así, los líderes son la servidumbre del sistema autoritario.

LeadershipHabrá quien me diga que debo distinguir a los políticos de los líderes porque ciertos liderazgos son deseables. Opino lo contrario. El papel del líder ciudadano, o del líder moral en este País es igualmente dañino porque confunde a la persona imperfecta con la causa justa. Si la persona nos comienza a caer mal, se desprestigia la causa. Si el líder comete errores, el movimiento se cae. Esto, además, convierte a algunos   en personajes de ficción, idealizados, santones, que al paso del tiempo  viven más en un performance del líder que en ellos mismos, y esto casi siempre genera fuertes  dolores de egocentrismo.

Estamos, cierto, en una transición. Ante el fracaso piramidal, de liderazgos, entramos al paradigma de la red de compromisos personales en donde cada uno toma su papel en su historia personal. Hoy nuestra Ciudad está siendo reconstruida por este tipo de encuentros horizontales en lo cuales cada quien se representa así mismo. Así por ejemplo, los nuevos movimientos sociales, que claramente emergieron en México en el 2012, y cuya últipa erupción fue provocada por #Ayotzinapa, están encabezados por todos sus integrantes.

Pero, ¿cómo son esas relaciones horizontales? Son lo más revolucionario porque dependen de cada uno de nosotros, son una decisión individual llevada a nuestras relaciones. Es la democracia más relevante y más radical jamás politizada. Claro, siempre habrá quién prefiere que llegue el líder a salvar al mundo aunque la Historia nos demuestra que hasta ahora todos fracasaron.

Dilbert_-_Cuando_al_CEO_le_da_por_leer_libros_de_liderazgo

Con fragmentos de “La muerte de los líderes” publicado en El Norte el 21 de Octubre de 2011.

Anuncios

4 comentarios to “¿Por qué ya no interesa ser líder?”

  1. Jacobo febrero 18, 2015 a 3:07 pm #

    No habia leido esta columna, me parecio muy buena pues es cierto, la sociedad nos vamos con el lider y no con la causa, y eso es lo que derroca la causa justa.
    No sé si lo sepan, pero biblicamente la primera opcion de Dios (lo que le huiera agradado más) no era un lider, o un rey, sino un pueblo de sacerdotes, claro que luego acepto esa peticion del pueblo de tener reyes, pero en un principio no fue así, Dios no queria lideres…

  2. Eli Romano febrero 19, 2015 a 3:19 am #

    No tienes ni la más remota idea de lo que es Ser Líder. No se trata de posición sino de actitud y hoy mas que nunca se necesitan líderes que le regalen a la gente la visión de una meta mas grande. Sin los líderes no estaríamos aquí. En fin…

  3. Osvaldo Raul Frias Pineda febrero 19, 2015 a 4:16 pm #

    Desgraciadamente, el inconformismo es el que desata este sistema horizontal, una vez que se acabe o se olvide, regresaremos al esquema vertical, es “lo natural”

  4. maregeo989 febrero 19, 2015 a 11:32 pm #

    Muy interesante poder ser lider.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: