¿Quién quiere este tigre?

23 May

No sé qué es peor, si que quienes pretenden convertirse en representantes populares jueguen a burlar la ley o que convirtamos a la propaganda electoral anticipada en el gran problema de nuestra política local.

Cronométricamente se repite la misma historia: los aspirantes echan a correr antes de que el árbitro dispare la señal.

Pero ¿qué esperábamos?, ¿que leyeran la ley, que la conocieran? ¿Que la cumplieran?

La propaganda política es insoportable. Es un ruido permanente de fantasía política al que no tenemos opción de negarnos. Nos la recetan así, agresiva, sobreactuada.

Es como soportar los villancicos del supermercado, pero ad eternum, en todos lados, hasta en la sopa, interpretados por un grupo de graduados de la escuela actoral Las Muñequitas. Quizá es peor, es como vivir en un programa de revista en donde los conductores invariablemente terminan la función bailando.

Pero la estupefacción deviene en terror apenas uno recuerda que está frente al comportamiento de los próximos gobernantes y legisladores o, peor aún, de quienes actualmente nos gobiernan.

Tengo que preguntar, ¿qué es esto?, ¿por qué creen que con un nuevo viejo eslogan (¿MA’s becas?) podrían convencernos de votar por alguien que ya probó su negligencia como Alcaldesa de Monterrey? ¿Creen de veras que quien necesita inventar un medio de comunicación para aparecer en su portada podría resultarnos confiable?

Pero mi duda se agrava, ¿de verdad funcionan estas espantosas campañas electorales?

Parecería muy fácil apresurarnos a contestar que sí, pero no vaya a ser que nuestros prejuicios, sobre todo “clasistas”, estén justificando triunfos como quien acepta los “daños colaterales” de un bien mayor.

Es culpa de la gente que vota por ellos, dicen algunos, pero ésta es una explicación dada, que no ayuda a comprender el fenómeno.

La campaña electoral real no se ve porque siempre está presente. Opera y es orquestada desde espacios no reconocidos.

De la misma forma, se gobierna en restaurantes, en bares, por el “wasap”. Si se adelantaron los señores aspirantes a pintar bardas o a pagar publicidad son irregularidades menores frente a lo que acontece sin ser advertido.

Las “autoridades” se encargan, mediante publicidad, de hacernos sentir ejemplares por ir a votar. Tratan al sufragio como el símbolo de la (sagrada) soberanía, que todos debemos respetar y cuidar. Pero ¿es así?

Pregunto porque me parecería contradictorio en un sistema democrático quedarme con mis dudas y simplemente obedecer.

¿No será que el voto pierde todo su significado cuando casi la mitad de la población registrada no vota y la anulación en Nuevo León sigue siendo un fenómeno al alza?

El número de sufragios efectivos que justifican que se ate el destino de poblaciones enteras a las decisiones de un señor o señora es escandaloso. Cada vez son menos votos. De manera que nos terminan gobernando por el mérito de convencer a muy pocos.

Lo grave de este asunto no son las matemáticas. Se trata de que los problemas que nos interesa resolver no son atendidos desde los lugares estratégicos para hacerlo.

Un ejemplo del día: la discusión que tendrá lugar hoy en el Congreso local sobre la iniciativa antiaborto impulsada por Diputados panistas.

“La idea es que no se cometa el aborto por causas económicas”, expresó el Diputado Francisco Treviño, quien no parece comprender que el problema son esas “causas económicas”.

Combatir la pobreza no está en su agenda religiosa, eso está claro, pero ¿cómo llegó a Diputado?

Frente al empalme de crisis colectivas sin precedentes, la pregunta asalta: ¿quién querría ganarse la rifa de este tigre feroz?, ¿cómo alguien puede desear tanto encontrarse frente a problemas tan serios, tan complejos, tan desgastantes?

Cabe la posibilidad, y es mi hipótesis, que “los aspirantes a”, que los legisladores y gobernantes actuales ni siquiera identifiquen los problemas que a nosotros nos aturden.

Es cuando uno se pregunta, ¿por qué los tomamos en serio?

ximenaperedo@gmail.com

Publicado el 23 de Mayo de 2014 en El Norte, en Monterrey, Mx.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: