Primavera busca espacio en Monterrey

17 Abr

coimbraEl sol de las siete de la tarde llegó puntual. Atardece en una Coimbra que al fin parece instalarse en primavera. La ciudad huele a mieles. En la calle me detengo a admirar esa forma que tienen de despertar las flores. Me deleito frente a los botones que aún duermen acurrucados entre sus pétalos. Es bellísima la primavera. Y como siempre, Monterrey-herida al fin y al cabo, pienso en mi Ciudad. La estación más sensual del calendario tiene muy poco espacio para nacer en Monterrey. Toma lo que puede, sin embargo; no conoce de reservas. Se instala en las macetas, en las jardineras, en los árboles que dan sombra en los estacionamientos, que es prácticamente lo que le dejamos para ocupar. Causa de causas sería que regrese con toda su plenitud la primavera a Monterrey. Pero esta es una de esas demandas tan necesarias, tan vitales, que no vale la pena esperar a nadie más. ¿Qué tal si cada quien le abre un espacio para entrar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: