Quién estorba a quién

30 Ago

Fire-Emergency-Exit-Alarm-Sign-S-1503En las últimas semanas la Ciudad de México ha sido auténtico rehén en la crisis política nacional. La estrategia de sorrajar al País una cascadita de reformas estructurales no funcionó a los asesores del Gobierno federal. La ruta del éxito devino en fracaso cuando en su fórmula no calcularon el “empalme” de protestas que provocarían. Se creyeron su propia publicidad y se lanzaron a patear avisperos, bien valientes.

Deben estar boquiabiertos y para colmo nuestro a un segundo de la carcajada porque quien vive al amparo de la impunidad puede reír de cualquier error que cometa, aunque se comprometan vidas.

El escenario es muy delicado y merecería que fuera tratado por verdaderos expertos en resolución de conflictos. Hay demasiada gente protestando en las calles, pero en unos días más el problema se multiplicará con las movilizaciones en contra de la reforma petrolera -que tendrían que ser contundentes. Lo más dramático es que el Gobierno, que tendría que abocarse a resolver la crisis, es el mismo que atiza el fuego.

En el siglo 21 la represión de la protesta pacífica debería estar abolida. Sin embargo en México esta obviedad parece lejana. Ante la ola de protestas desatada por su paquete de reformas, el Gobierno federal ya comienza a recolectar los primeros permisos para reprimir. La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal ya lo otorgó. No importa de qué se queje el ciudadano que bloquea una calle, el derecho de tránsito impera sobre cualquier otra necesidad de justicia.

BSyTu_TCIAAupJU.jpg_largeEl problema queda bien planteado cuando entre ciudadanos tenemos que dirimir la jerarquía de nuestros derechos cuando la rutas que los garantizan colisionan. La inexistencia de herramientas de representación y participación democrática ha provocado este patético reality show en el que “la opinión pública” escucha los alegatos de decenas de víctimas de un mal Gobierno para decidir a quién otorga la razón, aunque todos la tengan. Que quiten a los maestros, dicen los Martínez mientras desayunan su cereal.

El Gobierno colombiano está enfrentando un escenario parecido. “Atravesamos por una tormenta”,   dijo el Presidente Santos solicitando calma a los miles de colombianos que se manifiestan por todo el País en paro nacional. Ésa fue la respuesta de contundente solidaridad hacia los campesinos brutalmente reprimidos por protestar contra el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos que los obliga a usar semillas transgénicas. Nadie los trató de estorbo. Por el contrario, se ejerce presión para que el gobierno resuelva de inmediato este conflicto.

Por el contrario, apoyar que las fuerzas federales “retiren” a los manifestantes para “liberar” las avenidas es alimento para un Gobierno que no comprende sus obligaciones. La exigencia del automovilista desesperado o del comerciante que reporta pérdidas debería ser hacia el Gobierno, incapaz de generar acuerdos con sus ciudadanos.

Porque mientras no existan herramientas democráticas que garanticen nuestra representación y participación, los mexicanos no tenemos otra vía más que la protesta y la manifestación pacífica para expresar desacuerdos. Éstos son nuestros últimos recursos. No lo olvidemos. ¿A dónde van a ir los desalojados de las protestas?, ¿qué pasará con sus exigencias?, ¿no nos importa? Estemos alertas de no superar en torpeza al Gobierno. No vayamos a tapiar las salidas de emergencia.istock_000003880585xsmall11

Es la ausencia de instituciones que recojan y resuelvan los problemas de enormes sectores de la población lo que provocó la crisis de protestas en la Ciudad de México. La crisis no la originan las protestas, por lo tanto el problema no se termina reprimiendo o desalojando al manifestante. Eso no resuelve el conflicto, sólo lo posterga aumentado.

Ignoro si, después del 2012, todavía existe la suficiente organización y confianza como para salir a las calles a defender masivamente el petróleo mexicano (ojalá que sí). Si usted es de los que se beneficia del esfuerzo de otros ciudadanos, le pido que antes de condenar a quien sí se organiza y participa se pregunte quién estorba a quién.

ximenaperedo@gmail.com

Publicado en el periódico El Norte el 30 de Agosto de 2013, en Monterrey, México.

Anuncios

13 comentarios to “Quién estorba a quién”

  1. Carlos agosto 30, 2013 a 2:36 pm #

    Viendo como se han comportado los maestros del CNTE, no le veo nada de pacifico a su movimiento.
    Creo que es entendible su deseo de que no se evaluen, ya que la capacitación que han recibido debe haber sido mediocre. En el sur del país hay familias enteras de maestros, de la misma manera que hay familias enteras en CFE o PEMEX.
    Ante la falta de oportunidades, las pocas que hay se convierten en un patrimonio familiar que obliga a protegerlo de los demás.
    Sinceramente, no veo nada malo en que los maestros se tengan que evaluar y que la permanencia en su trabajo esté condicionada, así debería de ser para todos.
    La estructura de este país es como un queso gruyere y los agujeros tienen dueño.

    • marturodb agosto 30, 2013 a 3:31 pm #

      Hermano, si sigues pensando que eso es el motivo por el cual están en paro no estás informado, todo lo contrario, es fácil juzgar desde lo que alcanzamos a escuchar, éntrale un poco más a la investigación y quizás te lleves algunas sorpresas y hasta puede que termines marchando a su lado.

      • Carlos agosto 30, 2013 a 6:31 pm #

        ¿Entonces cuál es el motivo?
        Los maestros han externado que la reforma vulnera sus derechos laborales ¿Cuales? A pesar de lo dicho por los simpatizantes de los maestros, yo creo que sencillamente es el miedo a ser evaluados.
        Como dije antes, los entiendo pero no los justifico.

      • Carlos septiembre 6, 2013 a 12:38 pm #

        Pués los miembros de la CNTE no explican porque los que pensamos así estamos equivocados. Aún en su página web, solo aparece un soporífero galimatías.
        Hasta ahora, yo solo veo miedo: miedo de que los van a evaluar, miedo de no heredar la plaza, miedo de los delegados de volver a trabajar.

    • Hector Juarez Leon agosto 31, 2013 a 5:16 am #

      disculpe sr. Carlos, pero así como usted desconoce por completo la realidad de lo que están planteando los maestros y solo se limita a las noticias de la tele (ya sabemos que canales) así miles de mexicanos están y viven engañados de la realidad que se vive en este país. Y es precisamente. el tipo de educación que nadie debería recibir. Esa que no enseñan en México, el de aprender a pensar. y no aquella educación pasiva que desde la comodidad del un sillón y control remoto en mano es dirigida para que las personas no puedan ser LIBRES agruparse y vivir en sociedad. es importante no solo en pensar como individuo es necesario pensar en comunidad. no pasa nada en tratar de ponernos en el papel de otro o interesarnos en lo que nos pasa como país y por que hemos llegado hasta aquí. quienes son los verdaderos responsables. le puedo asegurar sr Carlos, que no son los maestros. ni Pemex ni la CFE

      • Carlos septiembre 6, 2013 a 12:35 pm #

        Difiero con su respuesta Don Hector, los maestros no han explicado porque un maestro que no pase una evaluación y se le retire del salon de clases se le “violan sus derechos laborales”. Las evaluaciones deberían hacerlas con todos, incluyendo medicos, policías y cualquier persona que recibe el salario de nuestros impuestos.
        No podemos echarle la culpa de todo al gobierno, si los maestros de la CNTE representan lo mejor de la educación, entonces Oaxaca, Guerrero y Michoacán deberían tener los ciudadanos mejor educados del país, cosa que lamentablemente no lo es. No le voy a discutir lo ideológico, sencillamente los niños están más abajo de todos en matemáticas, español e historia ¿Así quieren hacer hombres libres?
        Para mí gente como la CNTE solo crean esclavos,

    • Ruben agosto 31, 2013 a 6:23 pm #

      Te invito a que te informes en medios alternos a los comunes.

      Aquí te dejo un vídeo para que entiendas mas el por que de estas protestas.

      http://aristeguinoticias.com/3008/mexico/video-maestro-rural-explica-sus-razones-contra-la-reforma-educativa/

    • jose septiembre 4, 2013 a 5:04 am #

      Me parece que no tienes la información completa sobre la mal llamada reforma educativa, que lo que menos trata es sobre educación, y es mas una reforma administrativa que viola y termina con muchos de los derechos laborales ganados por los maestros a lo largo de la historia. Te quejas de las familias de maestros que hay en el sur del país, pero no te quejas de las 20 familias que tienen el poder en el país, esa oligarquía que ordena lo que se dice y lo que se hace. No ves nada de malo en que los maestros deban ser evaluados pero callas ante la elección de secretarios de estado, de diputados, del mismo presidente. ¿Que acaso ellos no deberían también ser evaluados? Y en lo último tienes razón los dueños son Carlos Slim y Emilio Azcárraga, Alberto Bailleres, Lorenzo Zambrano, María Asunción Aramburuzavala, Lorenzo Servitje, Roberto Hernández, Olegario Vázquez Raña, Roberto González, Carlos Salinas, Ricardo Salinas mas otros de los cuales mejor es no acordarse. (Grupo Atlacomulco)

      • Carlos septiembre 6, 2013 a 12:30 pm #

        A ver, ¿justificas tu que haya gente que herede o compre la plaza porque vivimos en una plutocracia?
        Pués con esos argumentos ni como discutir.

  2. prueba2306 agosto 31, 2013 a 1:44 am #

    La idea del paro nacional de Colombia me parece excelente y debería de aplicarse en el D.F. o en los lugares donde son afectados por esas clases de manifestaciones (digo, no serían nacionales pero sí regionales) pero el riesgo es muy grande a menos que los dueños de negocios se unan ante tal problema.

    Porque es muy cierto, si permitimos que repriman esta manifestación (violenta, nos guste o no aceptarlo) bajo la excusa de que afectan a los ciudadanos sin tratar de solucionar el problema abrirá la puerta a que en otras manifestaciones se haga lo mismo, no importando si afecta a los ciudadanos o no o si es por una causa justa o no.

    Sobre los maestros; no los puedo defender, con nada, porque no han demostrado argumentos para defenderse. Decir que esta reforma vulnera sus derechos laborales es muy “superficial” ¿Qué derechos concretamente? ¿Vender la plaza laboral? ¿No ser evaluado? ¿No ser despedido no importando cuán incompetente seas? ¿Hacer paros por nimiedades y que te paguen aún así tu salario? ¿Usar dinero público para mantener la buena vida de tu líder sindical en turno o hacer y mantener más zonas de esparcimiento para uso exclusivo de “tus compañeros agremiados” o que el sindicato haga rifas y darse premios entre ellos? Además, no solo eso, tienes que comprobarlo “Me van a bajar el salario” ¿Dónde dice eso? ¿En qué parte? “No me van a dar mi material” ¿En qué parte se menciona?

    También he leído que hablan que los padres pagarán más ¿En qué, concretamente? ¿Inscripciones? ¿Útiles? ¿Cuotas? ¿Qué cuotas? ¿Qué les cobrarán? ¿Qué se ganará si se paga ese “más” que tanto mencionan? Y al igual que sobre los derechos laborales, tienes que comprobarlo ¿En qué parte específica se menciona eso?

    Porque el problema no es que se quejen y bloqueen la circulación, el problema es que se quejan pero nadie sabe porqué específicamente y nadie sabe qué es lo que quieren.

  3. Maik Civeira agosto 31, 2013 a 2:15 am #

    Lo que yo veo en toda esta discusión es un discurso que no pasa de “Es que los maestros son vándalos!” por un lado, y “El gobierno es represor”, por el otro. Pero nadie se toma la molestia de tratar de explicar en qué consiste el conflicto, qué exactamente quieren los maestros, qué es lo que está mal con la reforma educativa o alguna otra información puntual. A lo mucho se quedan en “los maestros estorban” y “¡tenemos derecho a protestar!”

  4. Hector Juarez Leon agosto 31, 2013 a 5:25 am #

    Mark. seria bueno que buscaras tu la información en los medios mas creíbles de este país que aunque sean pocos los hay, para que tu mismo pudieras entender lo que esta pasando. en tu pregunta esta la respuesta no se esta educando alas personas para buscar información. es mas fácil que te la den digerida?

  5. Enrique septiembre 5, 2013 a 4:10 pm #

    Para quien se encuentra hoy con su vida hecha un lío y varado a unos cientos de metros del aeropuerto de la ciudad de México presa de la tumultaria estulticia de quienes se dicen educadores, los argumentos sobre el “pacifísmo” de los susodichos se diluye por el aire con un fuerte olor a detrito ideológico mezclado con vandalismo puro y duro. Si a la gente le gusta ver la basura que transmiten en Televisa y TV Azteca, o se sienten profundos conocedores de la realidad mexicana porque nutren su sabiduría en libélos como La Jornada o Proceso, no hace gran diferencia. El día de hoy los verdaderos pacíficos son rehenes de los violentos, y los demás son cuentos chinos que ofenden la inteligencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: