Dejar parir al cuerpo IDEO]

9 Ene



“Sois el arco desde el que vuestros hijos son disparados

como flechas vivientes hacia lo lejos”, Gibrán Khalil Gibrán

Este video es una pieza artística. En apariencia podríamos pensar que se trata de un recuerdo familiar, uno más de los miles de videos home-made subidos a la red, pero detrás de toda esta fachada –amen de la mala calidad de la imagen- encontramos el irrefutable poder del arte que transforma lo que toca. Tiene algunas características técnicas en contra (el título, la duración y como lo he dicho, la calidad de la imagen) pero estos detalles la convierten en una pieza “afectiva” más allá de cualquier pretensión “efectiva”. Por lo tanto, también es un testimonio de resistencia a la liquidez de los “tiempos modernos”, tal como lo es un largo trabajo de parto.

El recogimiento, la sensualidad y la paz del parto que nos comparte esta familia, contradice radicalmente al concepto hegemónico del  “parto mediatizado”: el de los alaridos de una mujer acostada obligada a quedarse quieta con las piernas abiertas, rodeada de una decena de desconocidos dándole órdenes: ¡puja! ¡puja más fuerte! ¡más fuerte!

Pero quizá lo más asombroso de este video es la expuesta mamiferización de la mujer en parto. “Cuerpo mío, amigo fiel, infunde en mi los sonidos que te hacen abrirte. Espíritu mío, protégeme de las dudas y del temor”. ¿Quién podría saber mejor qué hacer que el mismo cuerpo que formó al bebé? Esta es una de las escenas más delirantes del video pues no reconoce ni al médico, ni a la partera sino a su cuerpo, portador de una sabiduría que su mente desconoce. Parir es “dejarse”, desprenderse del ego para convertirse en un canal para ser atravesado por la dulce energía del hijo. En este testimonio no hay gritos, ni lamentos, hay una firme comunicación con el cuerpo, hay un extraordinario trabajo mental y físico en equilibrio.

“Hijo mío, tesoro mío, no tengas miedo y sígueme, déjate guiar por el sentido de la ola”.

Casi al final del video aparece el padre, como una presencia dulce y protectora. Juntos reciben a su hija, la acogen con palabras tiernas y la madre la lleva a su pecho. No somos los únicos cautivados ante el desenlace; un gato ha estado acompañando el esfuerzo de estas dos mujeres, la que se convierte en flecha y la que se convierte en arco.  Cuánto consuelo y cuánta compañía habrá representado la presencia de ese gato a la mujer…

Me fascina vivir en un tiempo en el que personas desconocidas alimentan de esta forma mi espíritu. Presento mi agradecimiento a esta familia y a quien realizó los trabajos de producción y edición.

Anuncios

Una respuesta to “Dejar parir al cuerpo IDEO]”

  1. cyn enero 21, 2013 a 2:29 am #

    Gracias por compartir, me encantó!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: