Hoy es el día

21 Dic

Una señora despertó una mañana con la certeza de que “algo pasaría”. Le dijo a su hijo: “Algo pasará”. El niño llegó a la escuela anunciando: “¡Está por suceder!”. Sus compañeros llevaron la novedad a sus familias y rápido se esparció la noticia. Se sabe que el panadero del pueblo al entregar su pedido a la señora que inició el rumor le confió lo que ya sus otros clientes le habían advertido: “Algo va a pasar”. Y, efectivamente, pasó.

Como cada uno de nosotros somos creadores de realidades bastaría con que un día acordáramos que una transformación se avecina para que ésta sucediera. Así, por ejemplo, se ha venido repitiendo que el día de hoy, 21 de diciembre de 2012, algo grande acontecerá. Por ello, desde ayer el apocalíptico está encerrado en su búnker contando una y otra vez sus provisiones y el místico mantiene sus brazos extendidos hacia el Sol.

En medio de estos dos extremos estamos la mayoría. Podríamos no dar ningún tipo de crédito a la fecha marcada por el calendario maya como el primer día de un nuevo ciclo, pero también podríamos dejarnos convocar por la idea del cambio que se decide, por la opción de una transformación interior. Pues, finalmente, ¿qué daño nos haría reinventar la realidad que diariamente decidimos vivir?

La realidad es una construcción social. Ésta es una de las más liberadoras conclusiones de la antropología y de la filosofía posmoderna. Hartos de no poder comprobar “lo real”, o “lo verdadero”, los científicos sociales han concluido para angustia nuestra que cada quien vive en una realidad tan válida como cualquier otra. Aunque a menudo se nos impongan “realidades” como únicas y verdaderas, cada quien es, a su vez, creador y autor de su propia perspectiva.

brain-cell-universe  Pero eso no es todo. La tecnología nos permite observar lo micro y lo macro cada vez con mayor precisión. Así, cuando volteamos hacia el cielo nos comprendemos viajeros de un diminuto planeta que habita en una pequeña galaxia del universo. Pero igualmente al observar nuestras entrañas caemos en cuenta de que somos el resultado de miles de millones de células danzando en una sincronía perfecta.

Es decir, arribamos por fin al puerto en donde es posible comprendernos aislados y conectados simultáneamente. Ésta no es ninguna excentricidad esotérica. Es una obviedad que quisimos ocultar para no aceptarnos como seres contradictorios, sumergidos en un mundo de incertidumbres insalvables.

No iré más lejos. Hemos aprendido en las últimas décadas que somos seres manipulables, pero muy poco hemos advertido sobre la influencia que cada uno de nosotros ejerce sobre el resto y sobre la realidad que juntos construimos. Todos impactamos al tejido que nos contiene, aun en el silencio.

Por ello, hoy agradezco a las personas que intentan ser más compasivas y amorosas, a quienes realizan esfuerzos conscientes por salir del egocentrismo, a quienes buscan hacerse de una vida más austera para reducir los daños colaterales del exceso, pues sus esfuerzos nos transforman a todos.
neurona
Es una lástima que a los mexicanos del siglo 21 el marketing catastrofista nos pique los ojos con profecías absurdas cuando podríamos acercarnos sin intermediarios a la ecología de saberes que nos ofrecen los pueblos mayas, huicholes, yaquis y totonacas, entre muchos otros. Los mayas no fueron profetas, sino astrónomos. Calcularon desde su propio paradigma científico el tiempo y proyectaron el impacto que tendrían en el futuro fenómenos cíclicos acontecidos en el pasado.

El reiterado fracaso del pensamiento único está despertando la curiosidad de nuestro instinto de supervivencia. Este instinto ha salvado a la humanidad de perecer en aproximadamente 5 millones de años. Hemos sorteado los más inverosímiles eventos guiados no sólo por la inteligencia, que se ha ido desarrollando, y el cooperativismo, sino por el deseo de postergar esta misteriosa estancia.

Por lo tanto, comprendiendo que yo creo mi realidad y que al decidirla impacto en la realidad de otros, decido creer que hoy, 21 de diciembre de 2012, los seres humanos percibiremos una cariñosa llamada en el hombro: ama, perdona, da gracias.

ximenaperedo@gmail.com

Anuncios

4 comentarios to “Hoy es el día”

  1. MARICRUZ FLORES MARTINES diciembre 21, 2012 a 3:42 pm #

    IMPORTANTE TU REFLEXIÓN MAS ME DEJA PENSANDO A CUANTAS PERSONAS LOGRARÍA IMPACTAR ESTA PROFECÍA DEL FIN DEL MUNDO ,A QUIENES SI LA MAYORÍA DE LA POBLACIÓN EN MÉXICO ESTA PENSANDO QUE VA A COMER MAÑANA,COMO PAGARE LOS RECIBOS..Y CON EL MISERO AUMENTO DE SALARIO MEJOR,AUN Y ENTERADAS Y ENTERADOS DE QUE SE ACABE EL MUNDO,NADIE DIRÁ BUENO NO PAGARE NADA AL FIN QUE SE VA ACABAR EL MUNDO!! LO MAS PATÉTICO ES QUE NI ENTERADOS ESTABAN DE ESTA NOTICIA.

    • ximenaperedo diciembre 21, 2012 a 4:33 pm #

      Maricruz, efectivamente, la miseria hiere nuestra experiencia de vida y no dejará de hacerlo hasta que más personas sufran de corazón las injusticias ajenas. ¿No crees que nos acercamos cada vez más a sentir lo que otros llevan en el alma? ¿No notas que aunque las respuestas políticas demoran cada vez más, las humanas están formulándose? No se, amiga querida, hay días en los que veo el lado A y otros el lado B… te mando un abrazo con todo mi cariño, bella Maricruz.

  2. r2romatter diciembre 22, 2012 a 12:22 am #

    Mas allá de los miedos de quienes desean que este mundo termine, (sea destruido), a mi realmente me preocupa la excusa de la gente para esperar que alguien o algo (¿calendario?) les diga que el gran cambio moral, espiritual, de principios, o que se yo, se dará a partir de un día en específico, cuando en ocasiones no pueden siquiera dejar de fumar, beber, o el venenoso refresco. Resulta para mí por demás mediocre que en lugar de tomar la iniciativa y comenzar ese cambio que tanta falta le hace a la humanidad lo quieran hacer en base a una fecha que en realidad no comprenden. Al final del día se darán cuanta de que no hubo tal cosa, y ¿que pasara? La desilusión de ese cambio que nunca llegara (al menos no mágicamente) solo desanimara los corazones de las personas y creo causara un conformismo colectivo. Mis deseos son de que este tipo de campañas de control de masas le dé a la gente la pauta para realmente analizar la situación personal y modificarla para bien, sin necesidad de que llegue “algo” y nos diga cómo hacerlo.

  3. fernando valle diciembre 22, 2012 a 4:26 pm #

    Buen día, excelente tu reflexión, al margen te comento, me sorprende la calidad de los muchachos en el video “cuatro sobre la luna” pero más me sorprende que no se haga ningún comentario sobre el mismo, valdría la pena, un afectuoso saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: