Árbol de Mandarinas I

13 Dic

Refugiada bajo mi paraguas vi llover a los árboles. 

Así como el laudero crea instrumentos musicales yo hago letras, escribo. Ese es mi oficio. Comparto mis textos porque es lo que puedo dar.  Me esmero como el panadero artesanal: quito comas, reemplazo adjetivos, inyecto fuerza o dulzura a las líneas de palabras. Al final el texto existe. Hay días en que la masa no se infla, qué se yo, el ambiente, el calor de mis manos, mi corazón apachurrado; hay otros en los que siento estremecerse cada palabra que voy engarzando. Pero no hay placer más grande en mi oficio que sentir que he tejido un lazo que me une a alguien más; desconocido, conocido, es igual, me hace feliz la sensación de saber que fui tan sincera en mi esfuerzo que alguien, al fin, pudo sentirme.

Celo mi oficio. No puedo negarlo. Así como el sommelier es capaz de arrebatar una botella de buen vino al bárbaro que la empina sin disfrute, yo guardo algunas de mis palabras más emocionales para mi círculo más cercano.  He tenido temporadas en las que abro mis ventanas y dejo que salgan mis suspiros y mis gritos más hondos –mi humanidad-; pero es difícil sostenerse asida de los postigos de la libertad y de la humildad para compartir lo que uno va siendo sin pretensiones.

Por eso luego de revisar una y otra vez mis motivos, de acomodar mis miedos, de contemplar enternecida los temblores de mi ego, he decidido compartir lo que soy y voy siendo, los descubrimientos, los retrocesos y las alegrías más insospechadas de sentir que alguien mora en la cueva de mi vientre.

Soy nieta de Las Abuelas que han dado a luz por millones de años. No hay nada de especial en mi embarazo excepto para mi y quienes me aman, y en esto estriba una de las mejores partes de mi experiencia: mi cuerpo es idéntico al de mi hermana la Mujer. Me sucede un milagro nada excepcional, y por ello absolutamente conmovedor. Nunca había amado tanto a mi especie como hasta ahora que siento a mi hija crecer dentro de mi. Me siento por primera vez una mamífera más; hermana de las ballenas y de las ratonas. Y tengo la certeza de que para mi también está abierta la sabiduría de sus hermosos partos. Hermana leona, hermana elefanta, hermana ardilla, recíbanme en el grupo de madres primerizas y confíenme sus secretos.

Anuncios

27 comentarios to “Árbol de Mandarinas I”

  1. Alfonso Teja-Cunningham diciembre 13, 2012 a 12:58 am #

    ¡Qué belleza! ¡Cuánta fortuna!… Si, haces mucho bien al compartir.

    • ximenaperedo diciembre 13, 2012 a 12:06 pm #

      gracias por tu compañía, querido Alfonso.

  2. Ehalanis diciembre 13, 2012 a 3:46 pm #

    Felicidades, todos somos parte de este ciclo, hasta ahora infinito, de la vida … cada quién en su papel …

    • ximenaperedo diciembre 21, 2012 a 4:20 pm #

      de acuerdo, todos formamos parte de un tejido. Somos parte y todo a la vez.

  3. MARCELA GARCIA RAMIREZ diciembre 13, 2012 a 3:47 pm #

    Ximena saludos desde Durango, me uno contigo a esta felicidad y gracias por compartir lo que muchas no podemos expresar a través de tu talento. Lo mejor para ti y para los tuyos.

    • ximenaperedo diciembre 21, 2012 a 4:20 pm #

      Hey, Marcela! muchas gracias por dejar este saludo. Un abrazo para ti con mis mejores recuerdos.

  4. vicenterodriguezmx diciembre 13, 2012 a 3:57 pm #

    Mi querida Xime, que hermoso texto, lo disfrute muchisimo. he de agregar que descubrí el futuro cuando tu primo nació. y hoy he descubierto que asi amamos a nuestro género humano, y nos crece el compromiso para dejar un mundo mejor que el que recibimos, gracias por tu enseñanza. Te mando mi cariño para ti,
    la hermosa y tu marido.

    • ximenaperedo diciembre 21, 2012 a 4:22 pm #

      Mi querido tío. Descubrir el futuro, uff. Es verdad. Los hijos nos unen en el tiempo con las próximas generaciones y con los acontecimientos que vivirá la humanidad sin nosotros. Es muy hermoso saberse parte de un ciclo, pero también saber que renacemos con nuestros hijos. Un abrazo, tío. Te quiero mucho

  5. Julio Aguilar diciembre 13, 2012 a 3:59 pm #

    Cuando te conviertes en padre-madre, nada vuelve a ser igual, el centro de tu universo, cambia de dueño. Desde antes de que naciera mi hija (por cierto, ambién se llama Ximena), ya sentía que la amaba profundamente. No sabía que podía amar a alguien de ese modo, ni que yo era capaz de sentir tanto. No creía que un ser tan pequeño, podía cambiar tanto mi mundo y hacerme sentir tan importante.

    Cuando la tengas en brazos y recibas “oficialmente” el título de madre, conocerás ese sentimiento que provoca tener el corazón fuera del cuerpo… LITERALMENTE!!

    Cuando es la fecha estimada??

    Un abrazo

    • ximenaperedo diciembre 21, 2012 a 4:23 pm #

      Me encantó eso del corazón afuera del cuerpo. Es muy hermoso, Julio. Gracias por tus palabras, son muy inspiradoras.

  6. Luz Elena Morales diciembre 13, 2012 a 4:01 pm #

    Ximena: bienvenida al grupo de hacedoras del milagro de la vida, yo al igual que vos y todas las mujeres que en cierto momento han decidido ser creadoras de vida, he tenido y sentido en mi vientre al nuevo ser que te llamara MADRE una palabra corta pero muy llena de responsabilidad, alegrías, tristezas y en especial de un gran trabajo; el de educar y formar a un HIJO, lo cual no es nada fácil , pero que si, te dará un sin fin de satisfacciones, y aprendizajes en la vida.
    En hora buena, mi querida Ximena, hacedora del futuro. Un nuevo ser que sera alguien muy especial para vos y para Javier, pues cambiara su manera de ver la vida, sera su centro, su motivo y su esperanza. Bienvenida a este mundo ELISA. Con cariño Luz Elena

    • ximenaperedo diciembre 21, 2012 a 4:24 pm #

      Gracias, Luz Elena. Como bien lo dices, estoy esperando a mi maestra. Gracias por tus cariñosas palabras. Espero que pronto nos encontremos.

  7. Bertha diciembre 13, 2012 a 4:16 pm #

    Qué buena idea, querida Ximenis! Me va a encantar leerte!

    • ximenaperedo diciembre 21, 2012 a 4:24 pm #

      ¡Bertolucci! Hemos zarpado!

  8. Angel Sendic Tovalin Castillo diciembre 13, 2012 a 4:19 pm #

    Que hermosa Ximena, gracias por brindarte con tanta dulzura y pasión, afortunados todos los que somos a tu alrededor, te quiero un chingo eigual a tu familia, y a pesar del mar de distancia, al leerte, te siento tan cercana, mi hermana.

    • ximenaperedo diciembre 21, 2012 a 4:25 pm #

      yo también te siento muy cerca, Angel. Pienso en ti muchísimo, me acompañas siempre porque habitas en mi corazón.

  9. SALVADOR GANZALEA S diciembre 14, 2012 a 4:14 am #

    LA VIDA, UNA ,MARAVILLA., NOS SOBRAN MOTIVOS POR QUE LUCHAR Y DEFENDERLA.

    • ximenaperedo diciembre 21, 2012 a 4:25 pm #

      Chava! Nos sobran motivos…

  10. Berenice Neavez diciembre 14, 2012 a 5:42 am #

    Bella Ximena, gracias por compartirte; te mando un abrazo.

    • ximenaperedo diciembre 21, 2012 a 4:26 pm #

      Bere, gracias por recibirme. ¿Dónde nos veremos la próxima vez?

  11. Graciela diciembre 14, 2012 a 6:19 pm #

    Celebro el tributo a la autenticidad, Ximena. Saludos.

    • ximenaperedo diciembre 21, 2012 a 4:27 pm #

      Ah, la autenticidad, es tan difícil vulnerarse…

  12. YOLANDA A.PEREZ O. diciembre 15, 2012 a 12:02 am #

    Ximena, que hermoso escribes y describes lo que uno como mujer siente en su ser, lo dices tan sabroso como si estuvise deleitando un rico chocolate, tu tienes esa senibilidad de expresar tu sentir en lo que escribes, descubriendo tu alma. los quiero mucho a ti a Elisa y a Javi .

    • ximenaperedo diciembre 21, 2012 a 4:28 pm #

      mi querida Suegra, qué lindas tus palabras. Me hace muy feliz que hayas sentido el calor y la duzura como un rico chocolate… yo sueño con el día en que nos tomemos uno en vivo. Te quiero mucho

  13. Luis diciembre 19, 2012 a 4:24 am #

    Estimada Ximena: leer lo que compartes con esa mística que te inspira, con tanta luz y belleza, es todo un privilegio. Gracias.

    • ximenaperedo diciembre 21, 2012 a 4:29 pm #

      son palabritas que vienen de otros tiempos, Luis. Gracias por tu calidez.

  14. Maricarmen diciembre 30, 2012 a 8:59 pm #

    Qué hermoso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: