La venganza de los acarreados

29 Jun

Contaban con ellos, la elección era suya, pero esa mañana de domingo no pudieron levantarse de su cama. Los camiones estacionados uno detrás de otro en las colonias periféricas calentaron sus motores en vano. Sólo fueron abordados por dos o tres “promotoras del voto” enmudecidas, que miraban su reloj esperando la iracunda llamada de su jefe: “¡¿Dónde chin… están?!”.

La mañana del 1 de julio las mexicanas y los mexicanos que no se sentían orgullosos de votar por sus victimarios sufrieron una crisis de nervios. Hay quien asegura que esto se debió a la llamada “ley seca” que dejó al pueblo mexicano sin cerveza. Al ser suspendida la ingesta de cerveza, dicen quienes apoyan esta hipótesis, no hubo sustancia que aplacara y mantuviera en “trance de docilidad” al pueblo mil veces burlado. Por ello, esa mañana, el otrora “voto duro” se insubordinó.

Los más místicos aseguran que el fenómeno respondió al llamado de los mayas que en sueños supieron comunicarse con la Nación mexicana. Quienes se han comprometido con esta posibilidad han reunido testimonios en YouTube de decenas de jóvenes, adultos y ancianos que dicen haber recibido un mensaje incomunicable. No pueden repetirlo ante las cámaras porque dicen que no fue transmitido con palabras. “El despertar 2012”, le llaman quienes hoy organizan danzas de agradecimiento al Sol en las plazas.

Por supuesto, el partido afectado por este insospechado suceso ahora exige al IFE que anule la elección porque, denuncia, sus simpatizantes fueron envenenados. El Consejo General ha iniciado una investigación que se antoja francamente imposible porque las pruebas de reparto de tapas de huevo, cachuchas, sacos de cemento, dinero en efectivo y tarjetas Monex pueden usarse como pruebas para fincarle otro tipo de delitos al mismo quejoso.

Aunque se han reunido algunos testimonios de gente que asegura haber sido embrujada o forzada a tomar brebajes so amenaza de secuestro, los universitarios han logrado desmentir estos testimonios presentando fotografías de las mismas personas que trabajaron en la campaña como “promotores del voto”; los consejeros electorales distritales, además, ofrecieron copias de las listas nominales que demuestran que esas personas sí se presentaron a votar.

Desde entonces, hemos sido testigos de cómo conductores de los noticieros de Televisa enloquecen a cuadro al recibir órdenes contradictorias. No hay una sola línea porque el asunto tiene a todos trabados y paranoicos. Esto ha terminado de revelar cuán burdo puede ser el engaño y la patanería de una empresa concentrada en aniquilar nuestra imaginación y criticidad.

El indiscutible ganador de la contienda tardó en salir a dar un mensaje a la Nación. Aunque el presidente del Consejo del IFE presentó los resultados preliminares en cadena nacional, el virtual ganador no quiso ser burlado y esperó a que se le confirmara la versión oficial por los suyos. “La venganza de los acarreados”, lo llamó el ganador, presentando la hipótesis más lógica al fenómeno: la gente se hartó de ser tratada tan miserablemente.

Fueron valientes porque la decisión fue individual y espontánea, aunque resultaron ser millones quienes esa mañana no abordaron los camiones ni recogieron sus credenciales con “el promotor”. El grupo apodado peyorativamente en redes sociales como “los comelonches” se reveló como la fuerza política del País que sostenía las ambiciones del peor partido político de nuestra historia. Al retirar su apoyo, el partido se descalabró. Por eso fueron ungidos como los nuevos héroes nacionales.

Burlada la imposición del partido más corrupto y criminal de nuestra historia, nos quedamos los mismos 110 millones de mexicanos frente a nuestro futuro, de pie, sin saber cómo comenzar.

Lo anterior es la ficción que me he creado para consolarme ante la evidencia de una próxima elección definida por millones de mexicanos acarreados y forzados a votar por sus propios victimarios. Si a esto le llamamos democracia, me temo que soy antidemocrática.


ximenaperedo@gmail.com

Anuncios

3 comentarios to “La venganza de los acarreados”

  1. omar martinez julio 3, 2012 a 3:42 pm #

    Tu seño se cumplio , al menos en la parte que dice :

    “Por supuesto, el partido afectado por este insospechado suceso ahora exige al IFE que anule la elección porque, denuncia, sus simpatizantes fueron envenenados”

    Saludos

    Omar “el trol”

  2. carlos julio 4, 2012 a 2:21 pm #

    A final de cuentas, los acarreados y gente que recibió despensas y demás sobornos, puede al final tomar revancha: El voto es libre y secreto.
    Recuerdo una propaganda de un partido político;: “Toma lo que te dan y vota por el PAN”.
    Lamento que haya ganado Peña, para mí es un Rodrigo Medina a escala presidencial, pero era de los menos peores.
    Para mí eran mejores candidatos Ebrard o Beltrones.
    Ni modo.

    • omar martinez julio 4, 2012 a 11:04 pm #

      De acuerdo contigo Carlos ; Ahora el problema para la izquierda es que de nuevo están haciendo su pancho y la gente se los volverá (volveremos) a cobrar en el 2018.

      Saludos

      Omar “el Trol”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: