Son cimientos de corrupción y manipulación mediática

7 Jun

Image

Cuando las máquinas comenzaron a depredar y a exterminar a todos los seres vivos que habitaban en las 24.5 hectáreas del área natural La Pastora, mi único consuelo fue que las consecuencias culturales de haber defendido la última reserva urbana serían inevitables.  Lo intentamos todo, o casi todo.  Ofrendamos toda nuestra energía y un poco más para alertar a la sociedad regiomontana y para defender por medios legales la vida ahí contenida y los servicios ambientales que nos favorecían y merecían favorecer a las próximas generaciones. Pero la inercia fue imposible de vencer. El poder económico y simbólico de FEMSA bastó para que todas las puertas que por Derecho deberían estar cerradas se abrieran de par en par. Primero en el Congreso, cuando en el 2010 por una mayoría aplastante nuestros representantes decidieron sacrificar nuestra reserva para enriquecimiento de una corporación y para entretenimiento de las masas. Después en Semarnat, cuando en el 2011 la delegada Brenda Sánchez nos negó nuestro derecho a una reunión pública informativa, no contestó a nuestras opiniones técnicas que alertaban sobre el desastre ecológico de la obra y finalmente, aprobó un proyecto que exterminaría especies en peligro de extinción, modificaría de forma irreparable la cuenca La Silla y  dañaría de forma irrevocable nuestra calidad de vida.  Lo intentamos todo. Pero del otro lado supieron allanar el camino a base de dinero y de propaganda.  Ya comienza a hacerse público cómo FEMSA aprovechó la debilidad del Estado de Derecho para arrebatar a la Ciudad su último pulmón natural. El día de hoy, 6 de Junio, nos enteramos que la Auditoría Superior del Estado recomendó al Congreso fincar responsabilidades administrativas sobre quien resulte responsable de otorgar los permisos de cambio de uso de suelo otorgados por el Cabildo de Guadalupe pues éstos estuvieron otorgados al margen de la Ley Estatal de Desarrollo Urbano. En su momento, el Colectivo Ciudadano en Defensa de la Pastora visitó a dos regidores del Cabildo y al mismo Secretario del Ayuntamiento. Fuimos a exigirles la consulta pública que obliga la Ley, pero no quisieron escucharnos. En cambio, el municipio de Guadalupe recibió  oficialmente 3 millones de pesos en pago por “el permiso”, según consta en la nota de Daniela Mendoza publicada hoy por Milenio (http://monterrey.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/5cd5591293dd412fbffd7ac74c888383)

Con esta noticia se inaugura un triste espectáculo que ningún aficionado a Los Rayados merecía ver: los cimientos de su añorado estadio están hechos de corrupción y, con la Ley por delante y protegidos por Derecho, los vamos a ver caer.  Los integrantes del Colectivo Ciudadano en Defensa de la Pastora no queríamos llegar hasta aquí. Hicimos muchos llamados al diálogo y pusimos sobre la mesa la consideración de mudar el proyecto de lugar, pero FEMSA decidió apostar a la impunidad.

El Colectivo Ciudadano en Defensa de la Pastora tiene en curso un juicio de nulidad ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal Administrativa en donde acusamos de catorce agravios firmes y solicitamos la intervención de la justicia para recuperar la reserva natural que a todos los regiomontanos nos pertenece. Tanto FEMSA como Semarnat contestaron a nuestra demanda pero sus respuestas no valieron que ampliáramos nuestra denuncia. Estamos convencidos de que no hay forma de defender lo indefendible. El Congreso no debió ofrendar nuestro espacio público a un negocio privado. La Semarnat no debió jamás aprobar un proyecto ecocida. Las coordenadas del predio otorgado a FEMSA siguen estando en Cadereyta. Los remedos legaloides con que la empresa y sus compinches en gobierno intentaron enmendar el error del Legislativo fueron inútiles.

No todos fuimos engañados por FEMSA. Pero basta que el ciudadano se independice informativamente para que comprenda las dimensiones de la ambición de esta empresa, otrora orgullo regiomontano.  La historia condenará a Brenda Sánchez de Semarnat y a su equipo, a Fernando Gutiérrez, Secretario de Desarrollo Sustentable del Gobierno de Nuevo León, a todos los diputados salvo a Arturo Benavides del PAN y María de los Ángeles Herrera del PRD (aquí subrayo la participación de los guadalupenses César Garza del PRI, y Alfonso Robledo del PAN, quienes se burlaron de la ciudadanía haciéndose pasar por interesados en causas relevantes para el futuro de esta sociedad), a Rodrigo Medina, gobernador, a Ivonne Álvarez, alcaldesa que abandonó su puesto y que pretende convertirse en Senadora (si la ignorancia del pueblo la respalda) y por supuesto a José Antonio Fernández Carbajal y a todo su equipo de defensores de la destrucción y la avaricia, así como a Natividad González Parás, ex gobernador de Nuevo León, quien dejó una estela de destrucción y violencia en nuestra historia.

Anuncios

3 comentarios to “Son cimientos de corrupción y manipulación mediática”

  1. Sara L. Sánchez junio 7, 2012 a 4:10 pm #

    Pero no nos rendimos ni nos rendiremos.
    La historia no condenará a nadie. Lo haremos nosotros. Ahora.

  2. Margarita junio 7, 2012 a 6:52 pm #

    Esperate a que venga otro huracan,y todo se lo lleve,

  3. Rolando Cruz junio 14, 2012 a 4:18 pm #

    No olvidamos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: