Cansancio de la fe

30 Mar

Sucede que la fe pierde terreno. Lo diagnosticó bien Benedicto XVI en su visita, la semana pasada. La fe atraviesa por un desgaste histórico que advierto irreversible. El Papa vino a México a exhortarnos “a superar el cansancio de la fe”, sin advertir que ciertas confianzas se rompen sin retorno. La Tierra gira, la manzana cae del árbol y la fe se desvanecerá.

Que tiemblen quienes viven de la fe de “los hombres de buena voluntad” porque sus comodidades serán gravemente cuestionadas en los próximos años. La lógica humanista está llamada a desmantelar instituciones religiosas y sectas, pero hoy por hoy la corporación más desacreditada de la industria de la fe es la política. Los hombres y mujeres que viven de hacernos creer que nos representan no podrán sostenerse frente al escepticismo ciudadano que cunde en todos los países del planeta.

De manera que el problema no es exclusivo de Benedicto XVI. “El cansancio de la fe” es un concepto mucho más amplio. El desgaste histórico de ciertas creencias económicas como la “mano invisible” que todo lo iba a acomodar sin que tuviéramos que molestar a nuestros gobiernos en poner límite a la avaricia de unos pocos, así como la fe en conceptos más dogmáticos que lógicos, como “progreso” y “desarrollo”, han arrojado a poblaciones enteras al sufrimiento y a la miseria.

Hemos pasado de la exigencia del cumplimiento de ciertas promesas a la comprensión de su obvia imposibilidad. Nos han entretenido esperando el regreso de un Mesías, o de un dinero público que no regresará.

Guillermo Sheridan publica en la revista Letras Libres de marzo una antología que tituló “El futuro como materia prima” en la que reúne las peroratas más emblemáticas de los ex Presidentes del País al concluir alguno de sus informes de gobierno. “El invariable anuncio de que el futuro se aproxima, de que el destino está a la vista y de que la esperanza nunca mengua”, son fórmulas claramente identificables para abrir “las esclusas de la nutrida ovación”.

El inicio oficial de las campañas políticas nos arroja a la insoportable arena en donde el candidato miente deliberadamente a su potencial elector y éste, sin razón aparente, hace como que le cree. Así se gesta una relación democráticamente inviable que es difícil desanudar cuando la relación se formaliza entre gobernantes y gobernados.

El Abogado del Pueblo nos advirtió en su columna de ayer que el PRI tiene preparado un arsenal de spots megaproducidos que hará palidecer a sus competidores. Peña Nieto puede irse de vacaciones los próximos tres meses y su campaña irá viento en popa en tanto estos mensajes se transmitan intermitentemente por televisión. El PRI sigue apostando a la entraña fervorosa del mexicano que cree sin haber visto.

La instrucción católica que recibimos, primero a palos, y luego con chantajes como la condenación y el purgatorio, nos hizo valorar la ingenuidad y la credulidad como dones divinos. La materia prima de las instituciones religiosas no sólo es el futuro -representado con el Cielo-, sino la felicidad. Han tratado de desacreditar al pensamiento racional y a la lógica como enemigos del alma, siendo que resulta altamente gratificante enterarse que la verdad no está del lado de nuestros sueños.

Los pilares de este sistema se sostienen por la vía de la fe. Por eso, lenta pero inexorablemente, la humanidad irá cobrando conciencia de su permanente manipulación, incluso en sus más fervientes indignaciones, para comportarse fiel a los intereses de las instituciones en el poder. Las guerras son el ejemplo más común de desconocidos que se asesinan en defensa de ideas implantadas por propaganda pagada por quienes sí se benefician.

La fe no daña en sí misma. Es intrínseca al ser humano y forma parte del pensamiento religioso y mágico que nos caracteriza como especie. Sin embargo, creo que el ser humano tiene derecho a decidir los motivos metafísicos que dan rumbo y sentido a su existencia.

Creer que Dios, el Gobierno y el empresario saben lo que están haciendo ha sido un error de incalculable daño. Nadie nos está protegiendo. Es mejor que advirtamos la oportunidad que tenemos de procurarnos un mejor destino.

ximenaperedo@gmail.com

Anuncios

4 comentarios to “Cansancio de la fe”

  1. Ximena Martinez marzo 30, 2012 a 8:00 pm #

    Explica científicamente los cuerpos incorruptos, investiga primero a fondo ese fenómeno, luego investiga a fondo los milagros de Lourdes (los de verdad, no de ateos fanáticos como tú que se ensordecen a lo que les conviene) y que para ser más directos, les da flojera investigar por que le tienen pánico a encontrarse con una verdad y poner sus neuronas a pensar.

    Que padre que 80 personas le den “like” diariamente a tus comentarios en FB, pero eso no dice nada, eso es nada, en toda la humanidad, ni quiere decir que sea verdad.
    Si eso te anima y te hace sentir un grupo de 40 personas aplaudiéndote y diciendo
    “¡Bien Ximena! ¡Eres poderosa! ¡Eres valiente! ¡Estamos contigo” pues que ternura,
    y que bien que te haga sentir eso como algo agradable a tu autoestima, aunque
    sea algo temporal.

    Increíble lo ingenua que te ves al escribir con tanta aparente seguridad sobre “el chantaje del purgatorio”.

    Esos pósters en las redes sociales de burlas a la gente creyente, denota automáticamente de donde vienen..de qué tipo de personas…

    No tenemos la culpa todos los demás de tus frustraciones, de tu falta de fe, de que
    te haya ido mal en la vida y por eso odies a la gente que todavía tiene fe en Dios y lleva una vida espiritual llena a pesar de todo el sufrimiento que han llevado.

    Aquí una persona que vivía exactamente como tú, criticando a la Iglesia
    y con un rencor y hablando pestes con una seguridad impresionante a todo aquel que
    tenía creencias.

    Para la gente ignorante como tú que cree que la Iglesia Católica se
    clava todo el dinero Y NO INVESTIGA A FONDO LO QUE REALMENTE HACEN:
    http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=11943

    Para la gente atea rencorosa como tú que en vez de respetar las creencias del otro,
    LOS JUZGA Y ATACA sin antes poder demostrar la inexistencia de Dios.

    Y eso es solamente poner un .1% de la evidencia y de lo que ha sucedido,
    un teólogo chingón le daría risa, pues es nada lo que estoy presentando,
    me falta demasiado, pero la gente cómoda que se pone una banda en los
    ojos y prefiere ver solamente lo que quiere ver, va a hacer justamente lo que
    tu haces, tratar de que los demás sientan lo mismo que tu para sentirte acompañada.

    Que flojera nos das a tantos.
    Le quitas espacio a otros que podrían escribir mucho mejor.
    Eres puro bluff.
    Mucho “activismo”, mucha queja, mucho
    “miren lo mal que está el mundo, miren como me enojo”
    “Vamos a juntarnos con pancartas a gritar para que vean lo encabronados
    que estamos…” Aplausos.
    Eso es lo más fácil, niñita. Que triste y que lástima.

    Me hubiera gustado haber escrito esto de otra manera, pero ya de verdad, cansas.
    Aunque lo hubiese escrito más amablemente, para la manera en que has programado
    tu cerebro, tu reacción sería exactamente la misma, tibia y defendiendo solamente lo
    que te has puesto a investigar, un solo lado de una moneda. Y esto lo escribe alguien
    que fue atea militante por más de 8 años. Gracias a Dios que nunca externé mi vacío,
    mis enojos e impresionante ignorancia a los demás, y no influí en ellos de esa manera.
    Dios te bendiga.

    • carlos abril 2, 2012 a 12:56 am #

      Lo de los cuerpos incorruptos es un fraude, les ponen cera para tapar las partes corruptas, y los “incorruptos” que son de deveras se explican con el fenómeno de la “saponificación” (buscar en google).
      Lo de Lourdes, pués muchos son misterios médicos, para las personas de fe serán unos milagros, pero con ese punto de vista se decía que la viruela era “un castigo de Dios”
      El problema con tu comentario es que mi punto de vista es radicalmente diferente al tuyo, por razón de que tu crees en la existencia de fenómenos que a mi juicio son absurdos.
      La creencia que hay un ente al pendiente de todo lo que hacemos, de ángeles, de demonios, etc. es absurda para mí.
      Lo único que queda por mi parte es la tolerancia con tu punto de vista.Debemos aceptar que ambos son irreconciliables. Pero tu comentario denota que no aguantas comentarios que critican lo que crees y que si te diera flojera no escribirías ningún comentario

  2. Alfonso Ramirez abril 1, 2012 a 3:08 am #

    Para Ximena, la gran sabia:

    “Nadie está libre de decir estupideces: el problema consiste en decirlas con énfasis”
    Oscar Wilde.

    http://yopasolavoz.com/2012/03/24/que-no-venga-el-papa/

  3. Omar Martinez abril 1, 2012 a 11:41 pm #

    Mi estimada Ximena “La gran sabia” así es esto de ser “Rock Star” unos te idolatran otros te desprecian.
    No se cuantos años tienes y no cometaria la descortesía de preguntárselo a una dama, pero te diré que la perspectiva de la vida cambia con la edad.
    Aun recuerdo aquella frase que dice “quien no fue comunista a los 15 años es que nunca tuvo corazón y quien no dejo de ser comunista a los 30 es que nunca tuvo cerebro”

    En cuanto a la fe del pueblo hay que aprender que nunca debes de tratar de quitarle sus creencias a alguien si no tienes algo mejor que darle para que le de sentido a su vida.

    Es muy interesante cuando chocan los extremos, fugitivos del catecismo vs devotos,
    agarran a Dios y se dan duro con el.

    Y como dijo Oscar Wilde “Esa parte me gusta mucho

    PD.- Lo de gran sabia no es choteo para ti, es choteo para el Poncho Ramírez

    Saludos

    Omar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: