Sobre la importancia de rechazar enérgicamente la pérdida de la reserva natural La Pastora

31 Dic

 

Image 

 

“Como nunca antes en la historia,

el destino común nos hace un llamado a buscar un nuevo comienzo”.

De la Carta de la Tierra

 

El lunes 5 de Diciembre del presente me reuní, a petición suya, con el Director de Reforestación Extrema, A.C (RE), Cosijoopii Montero. Antes, RE hizo pública su intención de realizar una investigación sobre el caso La Pastora y, en comunicación posterior, anunció que se entrevistarían conmigo, como integrante del Colectivo Ciudadano en Defensa de La Pastora. Esta reunión se realizó en La Pastora.

 

El Colectivo Ciudadano en Defensa de La Pastora, a través de mi persona, desea compartir con Reforestación Extrema, A.C las siguientes líneas con la intención de dar mayor certeza al proceso de investigación emprendido por RE.

 

  1. Reforestación Extrema es un referente obligado en la Ciudad cuando hablamos de educación ambiental. RE ha organizado, con el apoyo de socios como FEMSA, no sólo importantes reforestaciones sino que ha ofrecido a la comunidad eventos culturales sumamente enriquecedores como el Día del Árbol Regiomontano o el Festival de la Bellota. Su cercanía con FEMSA (a través de Oxxo, uno de sus patrocinadores más importantes) convierte a RE en un actor clave en la defensa de La Pastora. Por desgracia no participó en el debate sino hasta que la reserva natural fue devastada, pero quizá es el mejor momento para que haga suya la “reforestación extrema” de este predio.
  2. Aprovechamos la importunidad para mencionar que nos pareció una torpeza la declaración que Cosijoopii hiciera a medios de comunicación recientemente: “Los grupos ambientalistas y esto hay que decirlo, hablan del Parque La Pastora como el último bosque de la ciudad, que sin duda sí es algo importante que hay que tomar en cuenta, pero nunca se pusieron a pensar -sobre todo estoy pensando en dos, tres ambientalistas que hablan de ciertas cosas- pero la helada de febrero fue una catástrofe pero mil veces mayor que la pérdida que podemos tener en la parte que se considera como bosque La Pastora”. El área natural La Pastora era la última gran reserva natural urbana y la helada de febrero, como lo advertimos en varias ocasiones, fue un desastre que ninguna autoridad ha tomado con la seriedad que se requiere. Llama la atención que muchas personas señalen lo que los activistas deberían de hacer o decir, como si éstos fueran las autoridades y no los gobiernos.  Aquí anexo la liga a una de las ruedas de prensa en la que comentamos el caso: http://www.youtube.com/watch?v=kO_D-0p1a0c&feature=player_embedded Por otro lado, el Colectivo Ciudadano en Defensa de La Pastora se dedica, como su nombre lo advierte, a la defensa de este espacio en particular, no por ello pasamos por alto temas muy importantes como el desvío de poder, la impostura de la representación, la nula política ambiental, la impunidad dolosa con la que contaminan las empresas. El caso La Pastora es paradigmático porque involucra a una empresa poderosa, FEMSA, que marca pauta con este tipo de conductas antisociales no sólo a nivel local sino nacional y continental, así como la actuación obsequiosa de autoridades en condiciones irrefutables de contingencia ecológica.  Si bien este espacio (otrora público) ha sido depredado, el caso, por todo lo que significa, sigue vivo.
  3. RE conoce la negligencia de las administraciones públicas. Sabe que desde el Gobierno no hay voluntad para atender con la seriedad y urgencia que se requiere el saneamiento ambiental urbano. RE, de hecho, nace y opera para revertir en la medida de sus capacidades el abandono reiterado a la política ambiental. La contingencia ecológica que estamos padeciendo habla por sí sola de la incompetencia deliberada o involuntaria de las autoridades que debieran proteger nuestro ambiente. Son capaces de entregar nuestra última reserva natural, sin justificaciones técnicas. Es imperativo señalar que la Delegación de Semarnat no debió aprobar un Manifiesto de Impacto Ambiental elaborado bajo descuidos tan importantes como presentar estudios hidrológicos del Municipio San Pedro Garza García en lugar de los de Guadalupe, Nuevo León, entre otros errores formales. Es importante revisar el Manifiesto de Impacto Ambiental y dar a conocer sus graves omisiones como, por ejemplo, centrar los estudios en el impacto del medio ambiente sobre el estadio, y no del estadio sobre el medio ambiente. FEMSA entendió que a SEMARNAT había que demostrarle que su inversión económica estaba a salvo (los planteamientos técnicos para evitar que la construcción se les inunda son extenuantes, en cambio, no se menciona la posibilidad de que la pérdida de la capa vegetal o la debilidad del margen norte del Ríos La Silla provoque inundaciones a los vecindarios aledaños). No existen estudios sobre los servicios ambientales que se perdieron con la deforestación, ni el uso que se daría a las toneladas de tierra ni materia orgánica sacadas del predio  (¿se habrán vendido?), ni el plan de rescate de flora y fauna. Con estas gravísimas ausencias se concedió la aprobación para remover la corteza vegetal. FEMSA critica, por un lado,  la debilidad del Estado pero se aprovecha de ella cuando así conviene a sus intereses.  Estamos convencidos de que FEMSA no comprende la importancia del ecosistema integral La Pastora para la calidad de vida de los habitantes de la zona metropolitana. De haberlo hecho, de haberse abierto a debatir, de habernos escuchado con apertura o, al menos, de haberse informado por medios propios (aquí hubiera cabido muy bien la opinión técnica de RE) no hubieran ejecutado este ecocidio y ya estaríamos todos celebrando la inauguración del estadio rayado en otro lado.
  4. Aún se puede restaurar ecológicamente la zona devastada. Cosijoopii aceptó que sí se podían reforestar las 24.5 hectáreas que hoy están siendo rellenadas con tierra inerte. Lamentó que ya no existiera capa vegetal, pero aseguró que era factible técnicamente. Sin embargo, en la reunión sostenida, el Presidente de Reforestación Extrema trató de hacerme ver que ya el bosque estaba perdido, y que había que presionar a la compensación. El Colectivo Ciudadano en Defensa de La Pastora comprende la pérdida del ecosistema como un hecho –no sólo de árboles, sino de otras especies de flora y de fauna que embellecían nuestra ciudad como jamás lo hará un estadio-, pero que aún permanecemos en el caso por la impunidad que ha imperado y por las posibilidades de acceder a la justicia, pues asumimos que al trabajar en este caso no sólo defendemos la gravedad de un ecosistema sino que construimos cultura ciudadana. Intentaremos por la vía legal todos los recursos accesibles, porque seguimos convencidos de la factibilidad de recuperar el espacio como reserva ecológica.
  5. En este caso no podemos reducir la discusión a la pérdida de árboles, sino al exterminio de un ecosistema integral. Más de treinta organizaciones civiles enviaron una carta a los consejeros de FEMSA que me permito incluir en esta misiva pues explica de forma puntual la dimensión de la pérdida. http://issuu.com/lapastoravive/docs/carta-ongs-femsa
  6. Lamentamos que la empresa no haya querido escuchar nuestra petición reiterada de diálogo, pero confiamos en la interlocución de RE. Confiamos en que los principios rectores de esta organización los lleven a compartir información con los tomadores de decisiones de la empresa, información técnica que seguramente sostendrá la importancia de preservar –o en este caso, recuperar- este pulmón urbano metropolitano. Es importante allegar a FEMSA documentos técnicos sobre la pésima calidad del aire en la zona metropolitana de Monterrey, sobre los servicios integrales que brindan las reservas naturales dentro de la Ciudad, la urgente conservación de especies como el matorral submontano que mitigan los efectos del cambio climático, la fragmentación a la vida de las comunidades aledañas a los estadios, la arbitrariedad de usar el patrimonio público para financiar proyectos privados, así como la importancia de anteponer el diálogo sobre la tentación de la imposición.

 

  1. Invitamos a que su próximo dictamen sobre el “Caso La Pastora” sea lo más técnico posible pues estos son los argumentos más contundentes. Les sugerimos que contrasten los estudios entregados por FEMSA (y que están en nuestra página) con las opiniones técnicas que allegamos en tiempo y forma a Semarnat (y por las que no obtuvimos respuesta). La liga a estas opiniones la copio aquí para conocimiento de RE y de las personas interesadas en el tema:

 

http://www.sialestadioperoenotrolado.org/2011/07/observaciones-tecnicas-sobre-la.html

 

  1. Por último, deseamos que los brigadistas y compañeros de Reforestación Extrema reflexionen sobre la importancia de desmarcarse de esta decisión absurda impuesta por FEMSA a la vida futura de la Ciudad. La tendencia es hacia la toma de conciencia; cada día más personas comprenden el despojo patrimonial y el crimen ambiental que representará la construcción de ese estadio, por ello es importante alertar a FEMSA sobre el costoso desprestigio que le cobrarán las próximas generaciones. FEMSA necesita un socio que le explique técnicamente por qué es inaceptable la decisión tomada. Ese socio podría ser la organización Reforestación Extrema.

 

Después de la reunión que Cosijoopii y yo sostuvimos,  me quedé pensando en el riesgo que corre Reforestación Extrema de convertirse en una organización redentora de “los pecados ambientales” cometidos por empresas que aprovechan la debilidad del estado de Derecho. Esto ensancha los linderos de la impunidad. Por supuesto es necesario compensar los daños, pero alimentamos el círculo vicioso cuando la empresa en lugar de modificar sus prácticas antisociales, se vale de organizaciones ciudadanas para limpiar su imagen. FEMSA debe recular en su ridícula decisión de intercambiarnos un ecosistema único por un estadio, pero además, debe compensar los irreparables daños que ha causado.

 

Este caso ha sido un gran aliciente para discutir y confrontar puntos de vista que seguramente nos harán crecer y desempeñar de mejor manera el trabajo que venimos realizando. Por último, quiero subrayar mi aprecio personal y mi reconocimiento hacia el director de Reforestación Extrema, A.C así como al trabajo incansable de esta organización. 

 

“Que el nuestro sea un tiempo que se recuerde por el despertar de una nueva reverencia ante la vida; por la firme

resolución de alcanzar la sostenibilidad; por el aceleramiento en la lucha por la justicia y la paz y por la alegre

celebración de la vida”, de La Carta de La Tierra

 

 

 

Ximena Peredo

Integrante del Colectivo Ciudadano en Defensa de La Pastora

20 de Diciembre de 2011

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: