No, alcalde, no te safes

5 Mar

¿Hay algún alcalde en México que esté dando notas positivas? Me encataría que Monterrey, flagelado y alicaido, tuviera un alcalde lúcido, eficiente y progresista, pero hasta la fecha Fernando Larrazabal no se ha decidido a serlo.  No hablemos del tema de la inseguridad que ha robado palmo a palmo la tranquilidad de las calles regiomontanas, eso tal vez es un asunto tan sistémico que sería injusto achacar la responsabilidad a un solo individuo, pero podríamos hablar de temas que competen al alcalde y su administración y que vale la pena subrayar. Nunca es tarde para dar un giro al timón, y mover a la Ciudad hacia un espacio más amable para todos.

El desarrollo sustentable no es un tema que al alcalde interese  conocer. No todos los constructores padecen este defecto, pero tal vez Larry, por ser constructor, cargue con el prejuicio de que el desarrollo sustentable no es ni productivo ni rentable. Ante esta resistencia, es difícil poder acercarlo a lecturas imprescindibles que debe conocer para garantizar a la hermosa Ciudad de Monterrey un futuro más halagüeño.  No es mi intención vapulearlo, pero el tiempo se agota y necesitamos alcaldes despiertos y concientes de la trascendencia de sus decisiones en el futuro.

Desde hace varias semanas el alcalde ha tomado con mucha atención -y qué bueno- la problemática vial que enfrenta la Avenida Leones -la segunda más transitada, después de Gonzalitos-. El Alcalde promone aliviar el caos con dos opciones: más pasos a desnivel o incursionar en la instalación de un segundo piso.  Pensemos que el alcalde propone esto con el ánimo de resolver el problema, es decir, pensemos que tiene una “buena intención”; sin embargo, no hace falta ser ni erudito, ni un experto en vialidades ni urbanismo, para conocer la tendencia internacional que circula en sentido contrario. Ya las grandes metrópolis están destruyendo los pasos a desnivel porque éstos sólo generan más y más tráfico.

Esto mismo fue comentado por vecinos del sector al Alcalde, dentro de una serie de reuniones previas a la consulta de la obra. En esta reunión varios vecinos cuestionaron las dos propuestas de Larry por considerar que abonarían más al problema del congestionamiento que a la solución. El alcalde, ofuscado ante la resistencia ciudadana, propuso a los presentes incluir en la consulta una tercera opción que provocó los aplausos de la concurrencia. En la papeleta el ciudadano encontraría tres opciones por las que votar: 1. Paso a desnivel 2. Segundo piso y 3. No, alcalde, no haga nada.

La tercer propuesta del alcalde me dejó perpleja. ¿Qué alcalde es capaz de proponer a la ciudadanía que voten porque se olvide del problema y abandone el barco? ¡y encima los aplausos de la gente! Aquel cuadro me parece que es una radiografía de la desconfianza mutua que impera entre ciudadanos y gobernantes. Parece que la ciudadanía preferiría que siendo como son, lo alcaldes se entretengan en tomar clases de origami o de repujado para mantenerlos lejos de la toma de decisiones: no me ayudes, alcalde. Pero más allá de esto, es grave cuán desmoralizado está el alcalde de la segunda -o tercera- ciudad más importante del País como para él mismo promover su despido.

Los ciudadanos que participarán en la consulta pública pueden enviar al Alcalde un mensaje de conciliación y un llamado a la cordura. Es urgente que alguien dentro de la función pública regiomontana apueste por la movilidad urbana sustentable. Alguien ahí adentro debe ver más lejos que su nariz o sus bonos políticos, alguien ahí adentro debe impulsar a Monterrey fuera de este hoyo. Puede ser Fernando Larrazabal. Puede ser cualquier funcionario del Municipio que se tome en serio su responabilidad.

La Avenida Leones podría ser un ejemplo para toda la zona conurbada si se proyecta como uan via multimodal en donde peatones, ciclistas, camiones y autos privados puedan transitan eficientemente. Estoy segura que muchos vecinos del sector cambiarían su auto por un viaje cómodo en un sistema de transporte colectivo bien articulado. ¿Por qué no pensar en un autobús de tránsito rápido (BRT por sus siglas en inglés)?, ¿quién, en su común juicio va a dejar su auto por subir a las destartaladas, sucias y peligrosas unidades de la Ruta 23? El Alcalde está obligado a realizar estudios viales de origen-destino. Un BRT en la Avenida Leones conectado al sistema Metro podría aliviar de forma duradera el problema que padecemos cientos de miles de ciudadanos en la Avenida Leones.

Así que no, alcalde, no te safes.

Anuncios

Una respuesta to “No, alcalde, no te safes”

  1. carlos marzo 6, 2011 a 4:23 pm #

    Lo que no quiere safar el alcalde es el negociazo. NO hay nada de que sorprenderse, para muestra esta la Biblioteca Vasconcelos.

    Larrazabal estudió ingeniería civil, pero sus antecedentes son para no confiarle ni la construcción de una banqueta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: