Alucinanciones para ciegos

4 Mar

 

 

Sobre avenida Constitución, casi esquina con Av. Juárez

La fotografía en portada de la sección Local de EL NORTE del domingo pasado me dejó perpleja. Una laguna color esmeralda nos visitaba de algún lado, como las alucinaciones visitan a los más sedientos en el desierto. Aparecida sobre los terrenos de lo que fuera el Mercado Colón, la espléndida piscina nos sugería un estupendo plan dominical: hacer unas tortas, ponernos el traje de baño, calzarnos las chanclas, y ¡zas!, saltar al agua.

Se trataba de un manto freático destapado por los trabajos de excavación de quienes construyen la torre multiusos del empresario Salomón Marcuschamer. A cambio de unos cómodos pisos climatizados en la virtual torre de oficinas, la administración municipal decidió ofrecer al empresario lo que no sólo fuera un espacio público, sino parte de nuestro patrimonio cultural. Por eso, el agua quedó atrapada dentro de las cercas privadas y el espectáculo sólo pudo ser disfrutado por algunos trabajadores de la obra. Es decir, no hubo chapuzón público.

Me explican que lo que procede es bombear aquella agua cristalina para desecar el predio, pues la obra debe continuar. Así ha sucedido siempre, me dice un funcionario municipal. Así pasó con otros hoteles y edificios del centro, recuerda. El agua es castigada por impertinente. Por ello es arrojada al lecho del Río Santa Catarina o tirada al drenaje, como sucedió durante la obra del Paseo Santa Lucía.

Santa Lucía, por cierto, es una mártir siciliana de la tradición católica cuya historia vale la pena recordar ahora. Acusada por practicar la fe cristiana por el propio hombre que ella se negara a desposar, fue condenada a la decapitación. Es la patrona de los ciegos, pues existe una leyenda que dice que, al sacarle los ojos durante su juicio, seguía viendo. De la misma forma nosotros pudimos ver que, aunque enterrada, tapiada y oculta, debajo de nosotros corre agua color jade.

La aparición de la laguna vino a anunciarnos otro tipo de renovaciones más difíciles de ocultar. Es cierto que atravesamos por tiempos oscuros que aterrorizan hasta a los abuelos. Nadie sobre esta tierra norteña puede dar cuenta de semejantes o peores escenarios. La violación tumultuaria de mujeres en la marisquería Altata hace dos semanas (negada por las autoridades), la incapacidad de la ciudadanía para responder en solidaridad, la ausencia -por lo que significa- de denuncias de las víctimas, en fin, todo parece acusar que estamos demasiado golpeados como para ponernos de pie.

Pero de pronto, al excavar desesperados, aparecen testimonios, acciones y reflexiones más humanistas que las que antes podíamos recoger al alcance de nuestra mano. Tanta violencia nos ha puesto frente al espejo. Algunos valientes han decidido renovarse antes que morir. Para poner algunos ejemplos, las cartas de ayer de los lectores de EL NORTE fueron especialmente atinadas y profundas.

Sin derramar enojo, ni convocar a la revancha, las inteligencias y las sensibilidades de estos ciudadanos brindaron reflexiones que apaciguaron mi sed de buenas noticias. Sin ironía ni burla, una lectora, Laura Leal, llamó a su Alcalde a ejercitar la tolerancia, a propósito del desprecio que mostrara ante la opinión de la delegada en Nuevo León de la Semarnat sobre un asunto que Larrazabal prometió someter a consulta pública.

Otro lector, Alonso Martínez, de Linares, nos advierte del peligro de alegrarnos ante la presencia de militares en nuestras ciudades provocada por un sistema judicial colapsado. “Así han empezado las dictaduras militares: al fallar las instituciones”.

Luego, Luis Jorge Arnau sopesa con lucidez el anuncio de deducir de impuestos las colegiaturas privadas, decisión que beneficiará a quienes han sido privilegiados, pero que restará presupuesto a la reducción del rezago educativo.

“Los padres de hijos en escuelas particulares deberíamos ser los primeros en protestar”, dice el generoso lector y concluye: “No podemos cerrar los ojos a cambio de deducciones”.

Estos tiempos convocan a revoluciones íntimas. Cerrar los ojos al terror es natural, pero hacernos los ciegos ante la belleza o la necesidad de otros es darnos por muertos.

ximenaperedo@gmail.com

Anuncios

13 comentarios to “Alucinanciones para ciegos”

  1. Alfonso Teja Cunningham marzo 4, 2011 a 4:12 pm #

    Por eso dice el refrán: “No hay peor ciego que el que no quiere ver”… y, sin embargo, podríamos agregar “y hay ciegos que, teniendo ojos, no saben ver”.
    Como siempre Ximena, muy valiosa tu información. Gracias.

  2. Regio marzo 5, 2011 a 3:18 am #

    Le recomiendo hacer algo más productivo señorita peredo, seguramente jamas ha comprado un libro por el horrible origen de ese papel que se utiliza, seguramente cuando va a defecar, se limpia con la mano, seguramente nunca ha cogido con nadie, por ese destino fatal del latex utilizado, seguramente jamas ha usado una toalla sanitaria, seguramente piensa que salvar la naturaleza la hara una martir de la causa, usted es la distinta, la que tiene conciencia, la chilanga, la mujer ilustre, la que se sabe despierta a la realidad.

    Le puedo decir que en mi, solo inspira ganas de escupirle a la cara, yo no soy perfecto como usted, lo siento.

    • carlos marzo 5, 2011 a 7:23 pm #

      Tu sólo me inspiras lástima por que solo usas insultos y ningún argumento.
      Lo siento, soy humano, pero relativamente buena persona.

      saludos

  3. Lector marzo 5, 2011 a 3:59 pm #

    ¿No tienes nada mejor que hacer que quejarte por todo?
    Dejarás de ser chilanga…deja de ver moros con tranchetes por todos lados y deja PROGRESAR nuestra ciudad. Nadie, léeme bien, NADIE quisiera tener una politiquilla como tú.

    • carlos marzo 5, 2011 a 7:27 pm #

      Tu mismo discurso con diferente dedicatoria (a nuestro alcalde):

      “¿No tienes nada mejor que hacer que amolar todo?
      Dejarás de ser Oaxaqueño…deja de dar negocio a todos tus cuates por todos lados y deja PROGRESAR nuestra ciudad. Nadie, léeme bien, NADIE quisiera tener un politiquillo como tú.”

      jajajaja

    • Nohemí Zavala marzo 5, 2011 a 8:27 pm #

      Sí, como no, sobre todo! Cuánto ha progresado Monterrey, no manches, primer mundo!!

  4. Nohemí Zavala marzo 5, 2011 a 8:24 pm #

    Excelente editorial, Ximena. Monterrey tiene que abrir los ojos; lo que nos está pasando es precisamente consecuencia de lo que siempre estuvo enfrente y nos negamos a ver. Reflexiones como esta son las más atinadas por que van a la raíz, a lo que hay adentro de las personas. Encuentro muy ociosos a los que aquí te insultan, no sé si quieren el típico debate de opiniones basadas en nada. Admiro mucho tu trabajo de sincerarte a fondo y me sumo como creo que todos lo necesitamos hoy más que nunca. La posibilidad de un futuro es lo que está en juego!!

    • ximenaperedo marzo 5, 2011 a 8:46 pm #

      Gracias, Nohemí. Hago esfuerzos por no tomarme personales los insultos porque, francamente, no son a mi persona. No me conocen, pues. Entonces más bien entiendo que insultan eso que les represento y, “eso que les represento” es un asunto muy psicoanalítico, ¿no? O sea, apenas ellos para explorarse y entender tanto odio.

  5. Santiago marzo 5, 2011 a 9:33 pm #

    me da risa como dices que no hagan el Estadio en La Pastora cuando cad avez que paso por ahi hay puro pinche matorral muerto,basure, monte muerto, con el Estadio nos haran un megapqrque, muchas cosas y digas lo que digas se hara el Estadio y si planeas hacer un planton y bloquear la Obra en donde se hara el Estadio yo mismo te correre a patadas de ahi hartas a la gente con tu mierda de comentarios vete a chilangolandia por favor

    • ximenaperedo marzo 5, 2011 a 10:09 pm #

      los matorrales no son basura, Santiago. Su principal función es que recargan los mantos freáticos. En la ciudad tenemos un serio problema de agua. Después de la tormenta Álex esta preocupación se ha desdibujado, pero recuerda cómo año con año una de las graves preocupaciones era el tema del agua. Mira, yo entiendo perfecto que te moleste que esté en contra de que el estadio lo construyan en La Pastora, pero NUNCA he estado en contra del estadio. Todo lo contrario. Lo que he intentado es dar información sobre la importancia de preservar el ÚNICO bosque que nos queda dentro de mancha urbana. El único, Santiago. En cambio, el estadio lo pueden hacer en otro espacio. Sobre lo del megaparque, temo decirte que quedará un pedacito para constuir este megaparque. No te vayas con la finta. En realidad sólo están prometiendo hacer un andador cómodo para los visitantes del parque. Santiago, con todo respeto, necesitamos cuidar del único espacio que tenemos donde hay un bosque agonizante pero donde PUEDE HABER un bosque vivo que a ti, a mi, y a los que vienen les limpie el aire, les fabrique agua y en donde, además, podamos pasear y divertirnos, mientras admiramos el vuelo de las aves que ahí viven. El estadio puede hacerse en otro espacio.

      • Juan Alberto marzo 5, 2011 a 10:41 pm #

        Ximena, admiro la manera tan educada de contestarle a quién se regodea en su ignorancia. Por lo demás, somos afortunados de tenerte en Monterrey y que te ocupes de los asuntos que nos afectan a los regiomontanos.

  6. morado mayo 15, 2011 a 6:43 pm #

    Hijoles que gente!! Si tanto les molesta lo que escribe, porque fregados lo leen??

    Haters gonna hate.

    • y2listhebest marzo 29, 2013 a 2:29 am #

      ¡Exacto! Por algo sólo vi que empezaba a criticar y dejé de leer, es todo lo que tienen que dejar de hacer, si no les gusta, no lean ni critiquen, sean como quieran y dejen ser a los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: