Te amo libre

14 Feb

Para escuchar el Podcast, sigue este enlace: http://www.4shared.com/embed/510376891/ebd1cec4

Qué difícil es que las relaciones de pareja no se conviertan en algo con una esencia y un sentido predeterminado   . Lo que significa ser novios, por ejemplo, es una arbitrariedad impuesta sobre el individuo enamorado. Un atajo que esconde la verdadera aventura que sería significar cada una de nuestras relaciones libre y concientemente; un paquete que debe funcionarnos a todos, aunque cada uno seamos infinitamente distintos. La verdad es que a mi se me dificulta cada vez más entrar a la coreografía de nado sincronizado que supone ser novios. Por dificultad no me refiero a entender sus reglas, tan predecibles y fácilmente memorizables, sino al hecho de negar que cada relación es tan distinta a las otras que merece escapar a un único modelo. Creo que no se puede gozar realmente de la compañía de una persona cuando se advierte al mismo tiempo una pérdida de libertad, y sobre esto gira esta breve reflexión.

Supongo que en gran medida, los fracasos en las relaciones de pareja responden a que el modelo tradicional resultó destructivo para el amor o el enamoramiento de dos personas. Podría decir que casi siempre es así. La rigidez del modelo actual acaba matando al amor. Inhibe la creatividad de los individuos. Los condena a la estabilidad mental, emocional y física. Les reduce las inmensas posibilidades del futuro. Ciertas condicionantes en las relaciones formales entre parejas, entendidas como noviazgo o matrimonio, arrancan al ser humano su derecho de explorar más y más los alcances de su propio amor, de su curiosidad humana, de su sed y de su hambre de conocimientos y experiencias. Los obliga a la inmovilidad sentimental. Les infunde miedo ocultar sus anhelos. Soportan estoicamente ciertas frustraciones que se van abriendo como un abismo frente a la ventana de la cocina.

Por supuesto, hay relaciones formales que escapan a este fatal destino. Hay personas que portan una argolla como símbolo de fidelidad y que, sin embargo, todos los días revisan el concepto, lo analizan juntos y se sienten cómodos con él. No dan por sentado un acuerdo imperturbable, ni están esperando el momento en el que el otro, o la otra, falle para castigarlo o castigarla.

Sería mucho más sano declarar que no tenemos idea de cómo entablar una relación de pareja, arrojar las muletas, olvidarnos de los chocolates de corazones que se dicen infalibles. Comenzar de cero, sin el check list en la mano. Construyamos relaciones escapistas, libres y creativas. Hoy, en el día del amor declarémonos seriamente confundidos. Y, temerosos, pongamos la primer piedrita: te amo libre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: