¿Águila o sol?

15 Ene



La novedad está en el performance de terror improvisado, en salir en la tele. No se trata sólo de eliminar al enemigo, sino de competir en crueldad y, por supuesto, en merecer mención en los medios de comunicación. Sospecho que la guerra que más le preocupa últimamente a la delincuencia organizada es la del rating, que cultivan con ocurrencias, desprovistos de estrategias elaboradas. En esto son tan parecidos a los políticos que nos dejan boquiabiertos.

Parece que los criminales que tienen tomada la Ciudad tampoco -como los políticos- saben lo que están haciendo. Esto es el punto más crítico de la histeria colectiva: la improvisación de los capos, la ocurrencia con que gobiernan quienes dicen protegernos, la descarada demencia de dos grupos en apariencia antagonistas, pero paradójicamente tan parecidos en la forma de tomar decisiones.

Hemos tratado de entender sus movimientos, sus ocultos mensajes, sus alianzas, pero, y ¿qué tal si todo se reduce a la decisión efímera del momento? ¿Qué tal si Felipe Calderón renovó su gabinete sólo para parecer el estratega que ha probado día a día no ser? ¿Qué tal si la balacera de ayer fue producto de un volado? Desolador panorama: esta guerra se improvisa.

Obsérvelos. Uno de ellos contrata mariachi y baila festejando su propio desprestigio al ser condecorado como el líder nacional de los priistas. Su particular estilo de hacer política es la ocurrencia, que los líderes sindicales festejan con una risotada. Entre los suyos no hay alguien que lo centre. Que no ría, que se cruce de brazos. Es tanta la confusión que la mayoría opta por evadir la crudeza de lo obvio: no tiene idea de a dónde llevará al carnaval priista. Pero basta con que aparente saber.

Su trabajo es hacer como que saben, pagar aduladores en la tele; aparecer todos los días bañados y afeitados para que la mentira pase desapercibida para el teleespectador. Inauguran avenidas, regalan cobertores, ¡son tan trabajadores! El trabajo de los capos y sicarios es infundir miedo: colgar mantas, escribir mensajes sobre decapitados. No hay más allá. Subir a YouTube la última ejecución, patalear de coraje porque “El Blog del Narco” no publicó la fechoría de anoche. Ambos bandos forman parte de una perversa barra de espectáculos.

El caso de Édgar Valdez “La Barbie” merece mención aparte. Es identificado como quien introdujo el manejo mediático en las operaciones criminales. Un hombre poderoso y que, sin embargo, luego del atentado contra el jugador Salvador Cabañas firmó presuntamente una manta que evidenció su fragilidad emocional: “Chiva, tú sabes cuánto quiero al JJ, te dije que te quedaras callada y no lo hiciste, por eso te voy a cortar la cabeza. Tú sabes que lo que le pasó a este pend… fue por meterse con Arleth Terán y ella es mi vieja. Atte. La Barbie”.

Enredados en caprichos, torturados por sus propias obsesiones, perseguidos por su vanidad, así son los “héroes” y antihéroes de la política nacional. La película “El Infierno” no exagera. Estamos en las manos de hombres con una inmadurez emocional lapidaria, que no cambiará con reproches ciudadanos, ni a escopetazos. Lo suyo tendría que ser el diván, pero son muy pobres, o muy soberbios para aceptarlo.

¿En verdad estamos en sus manos? Rius y otros moneros e intelectuales han lanzado la campaña “Basta de Sangre” o “No más Sangre” con la idea de que la ciudadanía suscriba el mensaje y lo multiplique, pegando la consigna en la ventana, en la pantalla o utilizando el logo en los perfiles de Facebook o Twitter. Al hacerlo uno se siente parte de un movimiento crítico, que se deslinda de las atrocidades perpetradas en nuestro País. Y eso es bueno.

Sin embargo, la sensación de estar en la antesala de un levantón por ocurrencia, así nomás, por entretenimiento, no desaparece. La indignación que producen las decisiones mal tomadas por los gobiernos sigue creciendo. Algo más tendríamos que hacer para que ni nuestras vidas, ni el futuro de nuestras ciudades dependan de un volado.

Tal vez lo que haga falta es exigir un cambio que estemos dispuestos a iniciar.

ximenaperedo@yahoo.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: