Bendito Rodri

12 Ene

 

Como quiera siempre estoy mal, empiezo por la conclusión.

La sensación me recuerda a ese insufrible cuento de una pareja  y su burrito, que son criticados pueblo por pueblo por viajar como lo hicieran: ella arriba del burro, y él caminando; él arriba del burro, y ella caminando; el burro sin carga, y los dos caminando. Nunca se da gusto a todos, eso es un hecho irrefutable y no tiene caso esforzarse en comprobarlo. Lo extraño, lo difícil, es esta nueva sensación de uno mismo no sentirse bien con su alegría o con su indignación. La manifestación pública de nuestro estado anímico en Facebook, o en Twitter ha evidenciado una clara dificultad para estar en el “estatus” idóneo o, al menos, el políticamente correcto. También evidencia que hay miles de millones de realidades válidas, tantas, como seres humanos en el planeta. Por eso es que cuando en este momento alguien está siendo torturado, otra persona está declarando su amor, otra persona está siendo despedida de su empleo, y otra está de plácidas vacaciones. Miles de historias, todas simultáneas. La amiga de Mónica invadida de cáncer, la mirada de Stephany frente a su bebé recién nacida. Mi estado anímico, casi incomunicable, profundamente mío, y la interpelación de la nota inmediata: han asesinado a otra emblemática activista juarense. El Facebook obliga a exponer públicamente si el convulsionado mundo está invitado o no a mi estado anímico. Hoy no. Hoy sí. A veces es todo afuera. A veces es todo adentro. Pero queda la sensación extraña de estar un poco fuera de lugar. Entonces es que se me ocurre buscar la página de Facebook de Rodrigo Medina y oh, qué descanso. Siempre hay alguien más fuera de lugar.

 

Anuncios

4 comentarios to “Bendito Rodri”

  1. hugoherrera enero 12, 2011 a 10:01 pm #

    Y aparte este clima como que no ayuda mucho, aparte, Ximena, no pierdas el tiempo visitando el perfil del patán ése.

  2. unavoluta enero 13, 2011 a 6:57 am #

    Buenísimo!

  3. Raul Karam enero 13, 2011 a 3:35 pm #

    Me cautiva la descripción de las concomitancias sobre los hechos: instante o simultaneidad. Con frecuencia reparo en estas reflexiones. Desde el tema de la historia del conde de Lucanor y los estados de ánimo: http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/juanma/lucanor/02.htm

    hasta el tema del instante y las redes sociales:
    http://tentativa.tumblr.com/post/1119584349/cierto-devenir

    Genial. Un abrazo querida Ximena

  4. Lou enero 25, 2011 a 9:11 pm #

    tal cual lo describes, me siento. me encantó la reflexión. gracias. saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: