Plan B

27 Ago

Tal vez Felipe Calderón desaparezca al País. Tiene la capacidad para hacerlo. Cuatro años después de que se favoreciera de un fraude -que como el de 1988 se irá revelando poco a poco para no desquiciar a nadie-, Calderón es orgulloso artífice de la desaparición de los mexicanos. Lo mexicano se desdibuja, se vuelve recuerdo manchado sobre la pared de sillar. Si su guerra nunca funciona, señor Calderón; si los narcos y el Ejército nos matan a todos primero, ¿tiene usted un plan B?

Muchas de las retroalimentaciones que recibo de quienes me leen y deciden escribirme van en el sentido de que me faltan propuestas. Caramba. Comparten el diagnóstico, pero ¿por qué nunca digo cómo remediar tal o cual problema? Yo leo aquello, me rasco la cabeza y digo: si supiera lo diría; juro que no es por modestia. Pero hoy, y después de cinco años de una guerra que nos ha robado 28 mil vidas, horrorizada ante la imagen de los 72 cuerpos de personas sudamericanas masacradas, y perdiendo a mi Ciudad minuto a minuto, creo que tengo algunas propuestas.

Parto de la idea de que jamás ganará la guerra lo legal y lo honesto porque, básicamente, lo legal y lo honesto desaparecen con los atropellos, los abusos y el salvajismo inherente a la misma guerra. Es decir, Felipe Calderón nunca recuperará la paz social armando a sus soldados ni amenazando en cadena nacional a los sicarios. En los niveles estatales y municipales, la situación es más grave. El ciudadano no puede distinguir entre sicarios y policías, entre paramilitares y soldados, entre alcaldes y capos. Entonces, ¿a quién le vamos?, ¿alguien puede decirlo?

Esta guerra es una imposición de quienes no saben gobernar. Es una guerra entre sociópatas, envenenados de odio y de temor; es una guerra entre personas que vomitan los excesos del capitalismo y quieren más. Una guerra, en fin, que no va a ningún lado, sino al exterminio de la razón.

Propongo que demos por perdida esta batalla artificial. Mientras los recursos se concentran en armas, tecnología e infraestructura de guerra, el otro País se desmorona. Busque a un chico de tercero de secundaria y pídale que lea en voz alta; señale con su dedo el párrafo y observe al México condenado a esperar su turno hasta que Calderón gane su guerra. No tenga miedo, súbase a una ruta periférica y observe cómo vive la gente en las afueras de la Ciudad, sin agua, sin pavimentación, sin electricidad, sin sombras de árboles.

Platique con cualquiera de los 7 millones y medio de jóvenes que no estudian ni trabajan. Busque en sus ojos una motivación. Vea cómo anochece sin que ellos puedan decir qué les gusta o qué sueñan. Francamente, hemos perdido demasiado tiempo aterrorizados por una guerra entre mercados, cuando lo que verdaderamente debe ponernos a temblar es la guerra que todos los días libran millones de mexicanos por sobrevivir.

Bogotá estuvo peor que Monterrey. Es difícil imaginarlo ahora, pero su situación a principios de los 90 era de completa desolación. La gente se batía cuerpo a cuerpo con sus policías. La ciudad estaba sumida en el caos. Sus avenidas eran estacionamientos que emanaban gases, ruido y hostilidad. Nadie iba a ninguna parte en Bogotá. Sin embargo, hace poco más de 15 años las cosas comenzaron a cambiar. A su alcaldía llegaron personas convencidas de que la violencia se desarmaba democratizando la propia Ciudad.

En el documental “Bogota Change” (Bélgica, 2009), del director Andreas Dalsgaard, se presenta la historia de la resurrección de la urbe. Mil 100 parques nuevos o regenerados, un sistema de transporte colectivo, el Transmilenio, silencioso y eficiente que traslada a 1 millón 600 mil personas diariamente, 15 bibliotecas públicas en colonias marginadas, 400 mil bicicletas rodando por las ciclovías que conectan ejes de la ciudad, 98.5 por ciento de los niños asistiendo a la escuela. Los accidentes de tráfico y los homicidios comunes bajaron en un 50 por ciento. Bogotá renació.

Monterrey podría ser la primera ciudad del País que levante sus rodillas del pavimento. Pero antes, los regiomontanos deben ver a su propia Ciudad como un espacio de resurrección.

ximenaperedo@yahoo.com.mx

Anuncios

18 comentarios to “Plan B”

  1. Hugo Herrera agosto 27, 2010 a 7:42 pm #

    Al parecer se está peleando una guerra que no es de nosotros, o por lo menos una guerra tiene una estrategia clara, definida e inteligente; sólo poner más y más soldados en la calle es una muy mala decisión, en lo personal sigo pensando que el gobierno tiene otra cosa en mente, no sé cuál sea y no sé dónde ni cuándo vaya a parar…faltan planes alternos como bien mencionas pero que desgraciadamente nadie los va a llevar a cabo, a nivel estatal Medina no los ve porque no son suyos, porque el tipo no tiene una visión de lider comprometido con su sociedad, él señor está ahí porque ahí le dijeron que se pusiera, que ‘aguantara vara’ porque los put.zos se iban a poner feos y ya, su encomienda es ‘colectar’ todo el dinero que llegue a sus manos, punto; el tipo no da para más, ¿por qué habría de ser de otro modo?, analizando su perfil y su historia, el tipo es un empleado burócrata con mentalidad de empleado burócrata, (debería decir empleadete y de medio pelo) creció con esa idea, mamó esa idea del papá arribista y lambehuevos, así que por ahí yo no espero mucho, sólo deseo fervientemente que el señor se largue pronto (por las buenas o por las malas), pero ahora, la culpa no es de él ni del que lo puso ahí, ¿de qué va a servir que se vaya Medina Versión 1 para que llegue un Medina Versión 2?, eso va a pasar si no reconocemos como sociedad qué es en lo que hemos fallado, pero pensamos que no hemos fallado, que la culpa es sólo de los gobernantes de mentalidad tan chaparra y avaricia y soberbia gigantesca que nos han ‘tocado’, creemos que nosotros sí hemos hecho la tarea, nos vendieron la idea de que para ser ‘regio’ auténtico hay que hacer carnes asadas (y preservar esa costumbre cada finde), tomar cerveza, mucha chela e irle a Rayados o a Tigres, tirarle a traer buen carro, etc. y ya, si haces eso, con esmero y diligencia, entonces tú sí habrás hecho la tarea, la verdad es que la sociedad ‘regia’ está descompuesta, nos llegó la realidad pensando que era ajena a nosotros, y desgraciadamente todos somos ‘Medinitas’ en potencia, nos creímos que Monterrey iba camino a ‘osea, ser tipo que clase mundial’ cuando todo eso fue mentira, porque no tenemos ni la educación ni la capacidad para adaptarnos al cambio y ni el deseo de hacerlo. Muy pocos ven o piensan que un efectivo sistema de transporte colectivo (metro, camiones, tren metropolitano, etc.) sea una gran solución vial, el regio piensa que la única solución es agregarle más carriles a las avenidas, hacer más y más, cortar más árboles si es preciso, quitar parques en caso de que estorben, apiñarnos más y más y más, a pesar de que las acciones ejecutadas en verdaderas ciudades de primer mundo (y algunas que todavía no lo son pero que para allá van) es desincentivar el uso del coche, eso para el regio es simple y sencillamente imposible, de risa, para el regio el transporte colectivo es para jodidos, para el regio eso de la ecologia suena como que curioso, eso de separar la basura es para pepenadores, porque ‘discúlpame pero a mi no me educaron para recoger basura’. Pero ahora sí tenemos miedo, uy!, se están acercando, están saliendo de los ghettos y los Fomes, qué vamos a hacer? porque ahora sí ya los vemos, antes no porque estaban ‘lejos’, su Monterrey y mi Monterrey no tienen nada qué ver, nunca los escuchamos ni siquiera los vimos, sólo se les despojó, de manera dosificada, quítale un parque por aquí, quítale otro por allá, las bibliotecas pa’qué? ni saben leer. La gente quiere parque, quiere canchas, también a poner bibliotecas, que si no las usan pues hay que incentivar su uso con clubes de lectura, talleres artísticos, etc.
    Yo me quedo asombrado de cuando, camino a la casa, paso por Las Arboledas en San Nicolás a eso de las 7 u 8 de la noche, está atiborrada de gente, paseando, corriendo, sentada en las bancas, jugando una cascarita o un basquetbolito en alguna de sus únicas dos canchitas (creo), con sus hijos en los jueguitos y es sólo un parque, porque el parque es un lugar de cohesión e identificación, de socialización, y de vagar también, de echar novia, todo eso que enriquece un parque y que como boomerang nos enriquece a nosotros. En la colonia La Enramada pasa algo similar, hay un parquecito pequeño con apenas una pequeña área de juegos y 2 canchitas de basquet pero también a esa hora están los jóvenes apiñados, practicamente haciendo fila para ocupar una banca o alguna de las canchitas, y eso porque la gente quiere y necesita a los parques, y a 2 ó 3 cuadras de ahí está lo que es un camellón largo (la calle se llama Ma. Concepción Barragán) con unos árboles chirris y todo boludo el parque (lleno de bolas) y lleno de agujeros que lo hacen practicamente ‘inpaseable’ (y que tampoco lo hacen atractivo a la vista), sin bancas ni canchas, y que no cumple su función de parque (pero que sin duda el municipio lo cuenta como área verde), ésos son algunos de los espacios que hay qué recuperar, poner canchas, si, pero también poner árboles, muchos árboles, hay que ‘arborizar’ la metrópoli, hay qué hacer una campaña rigurosa para que el regio deje de ver al árbol como su enemigo (porque así lo ve), ¿que si tira hojas? chingao! es poesía pura escuchar nuestras pisadas sobre las hojas!, ¿que si levanta las banquetas y rompe las tuberías?, un árbol sembrado correctamente no tiene por qué hacer eso. Y si por cuestión ecológica y de limpieza del aire no nos convencen los árboles, veámoslo como una cuestión estética, una ciudad arbolada le quita lo feo a sus calles y honestamente Monterrey es una ciudad que cae en la denominación de feo (porque lo bonito de las calzadas de San Pedro no son sus casotas, son sus arbolotes, no nos confundamos).
    Como bien dices, es hora de resucitar nuestra metrópoli, no es tarea nada fácil, pero estamos actualmente pagando el precio de años y años de ‘No hacer’ y dejando que una punta de idiotas decidiera por nosotros (y no me refiero al Gobierno solamente, también a los empresarios, esos ‘tycoons’ de cepa y motivo de orgullo del regio que no han hecho mas que poner las reglas del juego que ellos quieren que juguemos para beneficio único y exclusivo de…ellos).
    Es hora de hacer.

    Un saludo Ximena

  2. Carlos agosto 28, 2010 a 2:04 am #

    Me gustaría que contestarás una pregunta, o al menos pusieras un link donde pudieramos conseguir la respuesta ¿Cómo es posible un fraude cuando las actas de todas las casillas le dieron la victoria a Calderón y cada una tenía las firmas de los funcionarios de la casilla y reperesentantes de todos los partidos?

    Con respecto a que Calderón va a desaparecer el país, lo dudo mucho. Ni una revolución que mató a un millón de Mexicanos lo logró.

    Creo que la estrategia de Calderón es correcta, aunque incompleta. La prueba esta que la única garantía para la seguridad de los ciudadanos de este estado la representa el ejército.

    Tenemos derecho a quejarnos de nuestro gobierno, pero al final solo es una imagen de lo que somos como sociedad. Al final, muchos de los incompetentes que nos gobiernan no llegaron solos, nosotros los elegimos e, incluso, algunos ganaron por amplio margen.

    Yo todavía puedo distinguir entre sicarios y policías, entre paramilitares y soldados, entre alcaldes y capos.

    • Omar agosto 30, 2010 a 7:10 pm #

      Estimado Carlos: Lo que criticas con toda razón, es el fiel reflejo de la división en pandillas que forman la política Mexicana.
      Están: La pandilla del PRI con su vocero principal el ex capo de Sonora Beltrones, esta la pandilla del PRD que a su vez está dividida en varias sectas, una de estas es la del iluminado mesías López Obrador a la que todo indica pertenece Jimena, esta la del PAN que también trae su pleito de comadres entre ellos y a la fecha no ha podido con el tema de la seguridad.
      No olvidemos a la “chiquillería” como el PT con su líder Anaya que presumen de liderar proletarios pero a la ahora de festejar el quince años de su hija se van al Campestre del Valle, también está el famoso “Niño verde “cuyas hazañas no ameritan mayor comentario.
      En fin toda esta jauría está desgarrando al país con la esperanza de quedarse con lo que quede de él.
      No esperes pues coherencia de parte de cualquiera de estas sectas fanáticas y ambiciosas.

      • jacob agosto 31, 2010 a 9:55 pm #

        Si le sabes algo a Ximena, demuestralo.

      • ximenaperedo agosto 31, 2010 a 10:03 pm #

        Tampoco soy lopezobradorista, Omar. Sigue buscándome alguna etiqueta que te de comodidad… y, ¡suerte!

      • Omar septiembre 2, 2010 a 3:55 am #

        Estoy sorprendido; no pensé que consideraran un insulto ser “Lopezobradorista”, la defensa a ultranza y sin sentido del llamado fraude a López obrador y los antecedentes leídos en esta columna me hacen situar a Ximena en esta corriente y escribir como lo hice que es “a la que todo indica pertenece Jimena”.
        Me disculpo por el comentario, aunque como diría Pedro Infante “pos viéndolo bien mirado” critique a todas las corrientes políticas, así que no me salvare de ser declarado hereje por los seguidores de todos y cada uno de los partidos, sectas o corrientes.

    • jacob septiembre 1, 2010 a 1:54 pm #

      Hola Carlos: Me parecen muy logicos tus comentarios. Yo soy de la idea que fue una eleccion muy dificil, donde hubo muchas dificultades, hubo una orquesta de los medios para influir en votar contra AMLO, pienso que es muy debatible decir que el PRD no gano la eleccion, pues sigue siendo un partido mayoritario en todos los escalones del poder politico. Pero en fin, esas son ahora diferencias de opinion. Tambien considero en mi humilde opinion que es injusticia social la raiz de los problemas en Mexico, hace anios un familiar de un lider politico mato a dos policias y a la semana salio libre, pues sus influencias lo ayudaron a declarar inocencia. Un senior economicamente desfavorecido robo barbacoa con un cuchillo y le diero todo el peso de la ley. Mujeres desfavorecidas por la sociedad (por la economia, gobierno, sin estudios) en Guanajuato han abortado y les han dado penas de hasta 20 anios de carcel. No nos vayamos muy lejos, el terreno del nuevo estadio de rayados ha sido regalado a empresarios muy poderosos que podrian haberlo pagado, no necesitaban un regalote, con la excusa de que sera para el pueblo les dieron ese regalote: Acaso van a ir gratis a los juegos? La cerveza sera gratis? Por que hay privilegios con grandes empresas? excluyo a los medianos y pequenios empresarios, Y por que tan rigurosos en el ejercicio de la ley contra el pobre, o contra el desprotegido, contra el migrante? Que sea pareja la cosa. Eso es lo que muchos criticos me gustaria respondieran… Como se enlaza la injusticia social a los problemas actuales? Yo creo que Ximena ha tratado estos temas. Pero si necesitan referencias googleen a Chossudovki (Pof de Cs Sociales) de la universidad de Otawa. Lean a la Dra Denisse Dresser de la cd de Mexico. Hay fuentes y lamentablemente no todos tenemos siempre el tiempo de estar informados. En fin, dejo mi opinion con todo respeto a su punto de vista. Y Ximena para mi es una persona que admiro mucho, ya quisiera yo tener la mitad de su valor, en todos los aspectos, pero aun asi es una persona y puede equivocarse y eso no la hace incoherente a su lucha humanista, esa tambien es mi opinion muy personal.

      • carlos septiembre 3, 2010 a 2:32 am #

        Concuerdo contigo en la mayor parte. Pero tis argumentos sufren de un sentimentalismo que te impide ver que todo crimen debe castigarse. El señor de la barbacoa merecía ir a prisión por el uso de la violencia; no se robó la barbacoa por hambre y salió corriendo; uso la violencia, utilizó un cuchillo para amagar a su víctima y cometió el robo. El robo por hambre no se castiga.
        El problema, es como tu dices la falta de igualdad en la aplicación de la ley, pero eso es culpa de nosotros mismos. Nuestros legisladores hacen lo posible para mantener un sistema acusatorio incapaz, represor, influenciable y corrupto. Y de esto son culpables todos los partidos, especialemente los expriístas del PRD

    • jacob septiembre 1, 2010 a 2:21 pm #

      Acaso hace cinco anios (10, 20, 50) SIN el ejercito en las calles te sentias mas seguro?
      Existian los mismos problemas, pero el ejercito NO trajo seguridad, no nos equivoquemos.
      Existe la creencia de que si el ejercito no hubiera entrado a las calles, el problema fuese aun mayor. Yo opino lo contrario, el problema del narco hubiera seguido como estaba, pero el mandato presidencial para meter al ejercito a las calles solo alboroto el panal. Y no es culpa del mismo ejercito, sino de quien desde que entro a la presidencia tenia esos planes de alborotar a ciertos grupos del narco. Debatamos ese punto!!!!

      • Omar septiembre 2, 2010 a 4:36 am #

        Jacobo: Me parece surrealista estar discutiendo si el control del país lo debe tener el gobierno a través del único capaz de hacerlo que es el ejercito o deberemos dejar el control a los narcos para que no se molesten y nos perdonen la vida.
        Solo en México podría darse una discusión tan bizarra como para debatir si debemos aplicar la ley o hacernos el disimulado.

      • carlos septiembre 3, 2010 a 2:26 am #

        ¿Qué? ¿Qué el problema del narco hubiera seguido “como estaba”? No se requiere ser un genio para darse cuenta de que las autoridades locales estaban comiendo de la mano del crimen organizado. ¿Te sientes seguro sabiendo que el narco controla las policías? ¿Te sientes seguro cuando sabes que los narcos “tablean” a los policías por hacer mal su “trabajo”? El narco empezaba a sustituir al gobierno local: controlaba la fuerza pública, la aplicación de reglamentos, y ¡hasta cobraba impuestos!

        Pués no se tú; yo me siento más seguro con el ejército en la calle. Por supuesto que sé que eso debe ser temporal, pero mientras no podamos tener fuerzas del orden más o menos honestas pués ni modo.

        Con respecto a tu punto de que el Presidente tenía esos planes de “alborotar el panal”, me parece absurdo.

  3. Arrako agosto 29, 2010 a 6:39 pm #

    Yo no concuerdo con quienes comenten que te falta propuesta. No hablo de esta entrada, hablo de ti. No creo que sea el único que pueda constatar que, con tu vida, propones muchísimo más de lo que diagnosticas con tus letras. Incluso sé que los diagnósticos surgen de las experiencias que construyen en las que trabajas.

    Hasta llego a pensar que dando respuesta tan “directa” a quienes nos tachan de criticones no constructivos -sólo porque no podemos dejar de diagnosticar por tanto ver y vivir los síntomas a diferencia de ellos- cuarteamos aquello que podría ser un proceso formativo al permitirles llegar solos a lo que para muchos -afortunadamente podemos contar muchos- es evidente. A muchos nos es evidente la propuesta a través de tus diagnósticos. Pero bueno, quizás acercar a los lectores al contexto del que parten las ideas podría no interrumpir ese “proceso formativo” sino acelerarlo.

    Igual me sucedió con el escrito sobre el reciclaje de latas de aluminio de los Scouts de México… el presidente de provincia me andaba acusando de malintencionado con los lectores… y dudé muchísimo de mi buena intención al escribir eso; el encargado de “Sustentabilidad”, me contestó a manera de reclamo con preguntas queriendo que le contestara -creo yo que esperaba diagramas de flujo o algo así- qué hacer para mejorar los proyectos que él preside… en fin, me sentí mal porque según yo había sido muy cuidadoso al escribir, pues fue con buena intensión. Pero no mucho después del ataque, me sentí muy gratificado cuando me encuentro un correo de un Venezolano que le tocó recibir toda la correspondencia y me agradecía el texto respaldando que ya había dicho yo las respuestas a las cuestiones necias que me repetían y que a él le parecía una crítica constructiva…

    Lo mismo te digo. A la vez agradezco que pongas más en claro cada vez qué nos falta. Y la verdad no es mucho… ahora intenemos que comprendan los demás el por qué nos falta todo eso -tan básico y sencillo- que citas.

    Un saludo desde La Paz, que tengan una buena pedaleada por la tarde. Dale gracias de mi parte a todo el Pueblo Bicicletero por ser inspiración para mi y ejemplo para todos.

  4. Manuel Bravo agosto 31, 2010 a 6:41 pm #

    El chapulin colorado, el nos puede rescatar!!

  5. Santitos septiembre 3, 2010 a 1:27 pm #

    Carlos, tienes razon en tu punto de la igualdad, la ley deberia ser la ley para todos, pero no lo es. Y de eso somos todos culpables. Pero pareciera que te indigna mas que se hable en favor del pobre que robo la barbacoa (que por cierto fue por mucho tiempo a la carcel), y no parece molestarte (es mas lo comprendes) el hecho de que ese familiar de los Serna haya matado a dos policias y a la semana haya salido libre.
    Podrias explicarme por que ese raro enfoque??

    • carlos septiembre 14, 2010 a 1:56 am #

      El caso de los Serna no lo conozco, pero en el caso del señor de la barbacoa, me parece que la sentencia fue correcta.
      El hecho de que justifiquemos casos diciendo “no era más que un kilo de barbacoa”, olvidando el uso de un cuchillo, nos demuestra la falta de objetividad.
      4 policias que ayudaban en un narco retén fueron dejados libres por “falta de pruebas”, Felipe de Jesús puede ser el causante de que tengamos que pagarle 300 millones a tvazteca, y la ley no lo tocara. Chefo promovió la discriminación, la violación de garantías y de premio lo hicieron delegado, y la lista sigue. Desde mi punto de vista, esos politicastros merecen una pena mucho mayor que al Señor de la barbacoa.
      Tienes razón, la aplicación de la ley no es pareja, pero eso no justifica perdonar los crímenes.

  6. Santitos septiembre 3, 2010 a 1:47 pm #

    Me quedo con la nota de Ximena y el comentario de Hugo Herrera: Los regiomontanos somos unos Medinitas en potencia!

  7. Santitos septiembre 3, 2010 a 1:53 pm #

    Me quedo con la nota de Ximena y el comentario de Hugo Herrera: Los regios como Jacob, Omar y Carlos son unos medinitas en potencia.

    • Omar septiembre 13, 2010 a 5:57 pm #

      Aquí es donde se supone que yo debiera replicar “pos tu Santitos eres un Hugo Chávez en potencia”.
      Por Dios que me encanta este Blog, te encuentras cada caso clínico.
      Una cosa hay que reconocerle a Ximena (ya algunos otros como Jesús Silva H), escribir en un periódico y mantener un Blog abierto para exhibir públicamente desde felicitaciones y criticas hasta comentarios sin tontos es valiente, otros como Barahona prefieren tirar la piedra y esconderse en sus mails personales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: