Derecho a drogarse

13 Ago


Los derechos son concepciones culturales construidas en contextos históricos determinados. La Revolución Industrial, por ejemplo, generó reflexiones que fueron afilándose hasta lo que hoy conocemos como derechos laborales; las guerras obligaron a que se prohibiera la tortura -al menos en tratados, como discurso político. Hoy, la realidad nos empuja a concebir la carta de nuevos derechos que heredaremos a las próximas generaciones.

A propósito del debate que Felipe Calderón oficializó sobre la legalización de las drogas en México, es necesario escapar un poco de la discusión cuantitativa de sus pros y contras. La mayoría de las discusiones o de los artículos que he seguido sobre este tema se centran en tranquilizar a quienes temen que la gente se vuelque a drogar con el primer silbatazo del Legislativo. Otros hablan sobre el beneficio de restarle poder financiero al crimen organizado y despenalizar su consumo para erradicar esta absurda guerra.

Los más sofisticados plantean una ruta crítica para la eventual política de regulación de drogas y otros, como Jorge Javier Romero, columnista de El Universal, propone controles importantes como la no publicidad de las drogas, la importancia de la prevención y el acceso total a información sobre los efectos de todos los estupefacientes, incluidos el alcohol y el tabaco, así como la prescripción obligatoria para drogas fuertes, como la cocaína. En fin, la mesa está puesta con argumentos económicos, legales, de salud y de seguridad.

Sin embargo, ha faltado hablar del derecho inalienable de hacer con nuestro propio cuerpo lo que queramos. A este debate hay que sumar las garantías que suponía vivir en un régimen republicano, tales como la autonomía y la libertad de cada integrante de la República. Este argumento se soba mañosamente, pues el derecho al que me refiero ya se concede, pero a condición. En el caso del alcohol y del tabaco, el Estado permite su consumo a mayores de edad, obliga a las empresas a colocar leyendas de advertencia como “el abuso de este producto daña a la salud” y eleva sus costos por el gravamen impuesto. Los grupos más beligerantes contra el abuso del alcohol han conseguido agravar las penas al conductor ebrio y otros han conseguido sacar el humo del tabaco de los espacios cerrados.

¿Qué pensaríamos si se nos prohibiera tomar cerveza aquí, en “Carta Blanca City”? La gente diría que tiene derecho a emborracharse o a tomarse la bendita cerveza del viernes por la noche, alegarían que el Estado no tiene por qué meterse con su vida privada. Y sería verdad. El alcohol es la droga causante de más muertes en el País y, sin embargo, todos tenemos derecho a su consumo. Tomar o fumar no son conductas criminales, eso lo entendemos bien.

Fue el propio mercado, señor y dador de todas las cosas, el que decidió dejar pasar sólo a estas dos industrias al festín. Las otras drogas generarían mayores ganancias conservándolas ilegales.

La historia nos enseña que podemos vivir equivocados muchos, muchos años. El Estado excede sus facultades al prohibirnos morir con asistencia médica o consumir drogas. Atrás de la raya, Estado, éste es nuestro cuerpo, ésta es nuestra vida.

Adendo

Jorge Luis Hinojosa, delegado del IMSS en Nuevo León, negó en oficio fechado el 6 de agosto a la interesada Ana Elizabeth de Alejandro García que su esposa gozara de los derechos sociales a los que ya tiene derecho, alegando que éstos sólo se otorgan a matrimonios de distinto género (sic). Le recordamos al delegado que la Suprema Corte de Justicia ya determinó que los matrimonios de personas del mismo sexo celebrados en el Distrito Federal deben ser reconocidos en todo el País. La religión no nos gobierna más.

ximenaperedo@yahoo.com.mx

Anuncios

3 comentarios to “Derecho a drogarse”

  1. Omar agosto 14, 2010 a 12:49 am #

    Desde joven tuve tendencias por el laicismo y el relativismo y en poco tiempo entendí que a las masas no se les pude quitar una creencia si no tenemos algo que darles a cambio, algo que les ayude al comportamiento entre ellos mismos.
    ¿Cruel? , ¿discriminatorio? , Elitista? , soberbio, Quizá si , pero sobre todo “REAL”

    • Carlos agosto 15, 2010 a 2:53 am #

      Hablando de creencias puede ser posible, pero veamos las cosas con tu perspectiva:

      En EU La mariguana fue legal hasta 1931, la morfina fue legal hasta 1914, el LSD fue legal hasta 1963 ¿Qué se les entrego a las masas a cambio de la prohibición?

      El caso del alcohol es muy interesante (también en USA). El movimiento prohibicionista logro hacer ilegal el consumo de alcohol durante 14 años ¿Qué consuelo recibieron las masas a cambio? Después de finalizada la prohibición en 1933 ¿Qué creencia compensatoria tuvo la sociedad estadounidense ante la legalización del consumo? ¿Aplicaría lo mismo para las drogas ilegales de hoy?

      • Omar agosto 15, 2010 a 4:35 am #

        Como bien mencionas yo me refiero a creencias y mi párrafo es en alusión a la frase final del artículo, que dice “La religión no nos gobierna mas”.
        En cuanto la argumentación sobre drogas me parece bastante infantil deducir que como ya tenemos drogas dañinas legalizadas debamos legalizar otras.
        En realidad estoy a favor de permitir el libre acceso a las drogas hoy prohibidas, esto con el fin de destruir la fortaleza económica de los carteles.
        Son los subproductos de estos carteles (no el uso personal de drogas) los que han convertido en un infierno la vida en grandes regiones del país, estos subproductos son el secuestro, la extorsión, la corrupción policiaca, la guerra de bandas etc. etc.
        La problemática importante no es el derecho a estropear tu cuerpo usando drogas, sino la destrucción de los carteles y sus subproductos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: