Los militares en domingo

8 Ago

Venía yo de correr en Fundidora, y me dirigía a mi casa, en bici. Como era domingo muy temprano no había casi carros en las calles, por eso decidí, irresponsablemente –y qué- dejarme los audífonos y no interrumpir el concierto de Daft Punk. Era la única persona que esperaba el verde sobre Isaac Garza para cruzar Félix U. Gómez. Sin estar bailando, marcaba el ritmo de la música. Pensaba en lo lindo que es comenzar los domingos así, andando en bici mientras la ciudad descansa y repone energías. El  sol estaba oculto entre las nubes y cierta brisa fresca, como de madrugada, se paseaba aprovechando que se podía jugar en las calles.  En eso fue que vi venir del Sur una camioneta llena de militares. Ah, los militares en domingo, pensé yo. No van.  ¿Qué hacen en esta mañana los militares/ qué hacen perturbando el sueño de nuestras calles? Nos cruzaríamos en segundos.  Ellos iban hacia el Norte y yo hacia el Oriente, el cruce de nuestros caminos era una analogía inmejorable. Porque yo no siento ir en un camino opuesto al suyo, sino alternativo. Pero en fin, pensaba yo todo esto cuando de pronto, al cruzar justo enfrente de mi, los cinco militares cubiertos de su rostro, con sus armas a su lado levantaron su pulgar y me saludaron, puedo decir que contentos. Los soldados se alegraron conmigo, por mi domingo, porque alguien, yo, medio bailaba mientras esperaba el verde. Absolutamente confundida levanté también mi pulgar, y sonreí. Luego mi semáforo se puso en verde y crucé pensando en ellos.  Talvez  hubieran querido bajar de esa camioneta para salir a disfrutar un domingo, una mañana nomás. Iríamos juntos y yo les compartiría la ciudad mía, la hermosa Ciudad oculta en los bolsillos del vendedor de tacos que pasa todos los días pregonando por mi calle. Los llevaría al parque, a descansar, a ver jugar a los perros. Les presentaría a Beto, a Nina y a Rubén, los tenderos de la esquina. Invitaría a mis amigos. Pasearíamos en palomilla por la Ciudad, contemplando las casas bonitas, con sus helechos y sus flores rebosantes. Al final tomaríamos una cervecita y brindaríamos por las veces en que los viajes se cruzan y en la coincidencia nos encontramos. Ese punto es el paraíso que nos queda.

Anuncios

13 comentarios to “Los militares en domingo”

  1. Alfonso Teja agosto 8, 2010 a 5:26 pm #

    Ese paraíso puntual, o ese punto paradisíaco, hay que encontrarlo, cuidarlo y compartirlo. Gracias por traerlo en esta mañana. Ha salido el sol…

    • ximenaperedo agosto 14, 2010 a 3:07 pm #

      Ahora, todo parece tan lejando, ¿no?

  2. Jorge lerdo de tejada agosto 8, 2010 a 5:27 pm #

    Tienes la gran cualidad de hacer vivir el momento.
    Gracias por compartir tu bella escritura… Tu alma bella.

    • ximenaperedo agosto 14, 2010 a 3:08 pm #

      Gracias, Jorge.

  3. leon agosto 8, 2010 a 5:47 pm #

    que hacen perturbando el sueno de nuestras calles? limpiandolas de los que verdaderamente perturban nuestros negocios, nuestras colonias, nuestras calles, nuestra casa.

  4. Olivier agosto 8, 2010 a 6:47 pm #

    Me gusta el inicio, la captura de una mañana, adoro estos momentos, me gusta que me recuerdes a Beto, el “esquinero” simpático, me gusta pensar en los domingos en Mty.
    El problema, el único, el punto negro rodeado de blanco es: los Daft Punk 🙂
    Un abrazo.

    • ximenaperedo agosto 14, 2010 a 3:08 pm #

      Hey! Los Daft Punk son la neta!!

  5. Betinho agosto 8, 2010 a 7:03 pm #

    Lei tu relato y, sin pensarlo mucho, me incorpore a tu viaje en bicicleta. Muy emocionante recorrerlo en el vehiculo de tus palabras…

  6. Denise agosto 8, 2010 a 7:10 pm #

    uy amiga, que afortunada al poder provocar aún en ellos un gesto de humanidad y de empatía!!

  7. daniel agosto 9, 2010 a 1:46 pm #

    que curioso texto. me gusta, me gusta. tu estilo es muy ligero, hasta me dieron ganas de sentir la brisa fresca de la mañana montando una bicicleta, como cuando niño.

  8. jacob agosto 10, 2010 a 12:17 am #

    Correr sintiendo el viento fresco en la cara, como un perro, como un infante… Asi decia Janusz Korckzack!
    Muy bonito…

  9. ARMANDO agosto 12, 2010 a 9:44 pm #

    ASI ES EL DOMINGO, UIN DIA ESPECIAL, UN DIA DIFERENTE, POR ESO LA SEMANA INICIA ESE DIA, PERO LA VERDAD LA ACTITUD LA TIENES TU !
    LOS SOLDADOS SOLO LA REFLEJARON .
    SALUDOS ED

  10. Toño noviembre 19, 2010 a 4:01 pm #

    La otra vez te vi caminando en Fundidora. Hace meses. Vas agiladita. Calculo 7 kilómetros por hora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: