El perfume

16 Mar

Propuse que fuéramos a General Terán en busca del perfume de los azhares. La idea fue recibida con gran efusión. No sabíamos si hoy lunes encontraríamos siquiera los helados abiertos, pero definitivamente las flores de naranjo estarían ahí, embelleciendo el paisaje y pefumándolo todo. Fue una experiencia excepcional, quiero decirlo. A penas salimos de Montemorelos un olor bellísimo se coló entre nosotros.  Nos detuvimos un momento para tomar un camino entre dos huertas, así fue que mis pulmones se dieron un buen banquete aspirando más y más, como si quisieran traerse algo a casa. Además las flores son preciosas. Pequeñas y sencillas pero con el poder de recordanos la auténtica belleza, lo sagrado, lo incorruptible. En verdad que no pude tener mejor lunes de puente. Ojalá que nadie muriera sin oler el aroma del azhar.

La belleza de lo más pequeño

Anuncios

2 comentarios to “El perfume”

  1. Toño marzo 16, 2010 a 7:07 pm #

    Ayer, con Liz, nos toco ese encuentro que describes.

  2. ximenaperedo marzo 17, 2010 a 8:46 pm #

    Qué fregón, Toño. Ya platicaremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: