El Partenón

27 Nov

Segundos antes de que todo sea devorado por el tsunami, aparece imponente en el horizonte una cortina de mar. Se anuncia: así de grande, de vasta, de indomable será la destrucción. En Nuevo León, la cortina se llama impunidad y está exquisitamente tejida con hilos de complicidad. En esta cena de gala nadie se atreve a dar el primer sombrerazo porque, al hacerlo, firma su propia condena. El que tenga la lengua larga, que tenga la cola corta, ¿verdad?

El domingo pasado, nos estremeció un reportaje de la Sección Local titulado “El baile de la niña”, en el que presenta, descarnada como es, la explotación sexual infantil en la Ciudad. Nada quedó en su tintero. El reportero Osvaldo Robles nos llevó a El Partenón, un sórdido lugar, sin permiso de venta de alcohol ni registro legal, que oferta los cuerpos de 11 niñas a sus clientes. Una de las cuales ofrece cada noche sexo en vivo, frente a la pedofílica audiencia.

A veces dan ganas de arrancarse los ojos. A la mañana siguiente, el Alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal, dijo que analizaría el caso y que, tal vez en unas dos o tres semanas, podrían iniciar operativos para hacer valer el reglamento de alcoholes. El Secretario de Salud, Jesús Zacarías Villarreal Pérez, se lavó las manos: su dependencia sólo se encarga de revisar la salud de las personas que se dedican al sexoservicio. Los diputados dijeron que agravarían las penas al delito de lenocinio (ya estarán los proxenetas temblando).

Mención especial merece la respuesta del Procurador Alejandro Garza y Garza, quien al preguntarle si planea ordenar alguna revisión al prostíbulo contestó que “posiblemente habría que hacerla con posterioridad, (primero) habría que ubicarlos” (El Partenón está en la calle Villagrán 820, señor Procurador).

Ni el DIF, ni el Instituto Estatal de las Mujeres mostraron siquiera señales de indignación. El Gobernador estuvo toda la semana concentrado en justificar la deuda pública. ¿Qué les habrá ocurrido a las niñas de El Partenón luego del reportaje? ¿Habrán sido felicitadas por sus lenones por haber dado publicidad al negocio? ¿Habrán sido castigadas por hablar de más? Si viven o mueren no lo sabemos, porque no hay una sola autoridad en este estado que haya gritado ¡Vergüenza!, señalando a las autoridades cómplices.

Pero el miércoles, en el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, las dependencias gubernamentales raudas y veloces entraron al aro de la simulación. Larry, su agente inmobiliario, prometió -qué más- un edificio para la atención de las mujeres de Monterrey (¡qué bien! ¡Otro elefante blanco para nuestra colección!). Como él, funcionarias y funcionarios salieron a condenar la adversa, injusta y desgraciada vida de las mujeres que sufren violencia: presentaron datos, se conmovieron, bla, bla, bla… pero ayer mismo, al apagarse las luces, las niñas desnudas salieron a bailar porque no hay una sola persona con autoridad que las quiera vestidas y protegidas.

La simulación de unos pocos nos enferma a todos. Por cobardía o avaricia se mantienen pasivos ante una situación que, al menos, por mera humanidad, debiera merecer una condena pública. Pero ni eso. ¿Quién será el dueño de El Partenón que tiene a todo el aparato burocrático domesticado? Se lo diría, pero el establecimiento no existe legalmente y, por lo tanto, no tiene ni dueño ni dirección. Su puerta abierta es un mensaje elocuente: no sólo las niñas bailarinas exóticas reciben un pago de “los dioses” de El Partenón.

Ante esta realidad, asumiendo que las autoridades están abandonando a su suerte a estas 11 pequeñas, es importante que, al menos, la ciudadanía conserve su capacidad de indignación y que llame cómplices a quienes, debiendo hacer algo, no lo hacen. Lo peor que les puede pasar a las víctimas de la trata es que comencemos a ver el hecho como normal y que reaccionemos ante casos semejantes con la indiferencia de las autoridades.

La impunidad no es sólo un crimen sin castigo, es también la ausencia de una condena social. Gritemos: ¡Vergüenza! y llamémosles cómplices.
(Columna publicada el viernes 27 de Noviembre por el periódico El Norte, de Monterrey, N.L, México)

ximenaperedo@yahoo.com.mx

Anuncios

3 comentarios to “El Partenón”

  1. tecoloteloco noviembre 27, 2009 a 5:27 pm #

    Ximena: Te felicito por tu artículo. No hemos avanzado los seres humanos gran cosa, quizas hasta estamos retrocediendo. Lo confirmo al releer a Erick From en “Sicoanálisis de la Sociedad Contemporanea” escrito hace más de 40 años. Los responsables de velar por el bien común se burlan de nosotros con discursos harto gastados y spots en los medios ponderando sus bondades, como si su actuar requiriera de maquillajes publicitarios, viven inmersos en la sociedad mercantil y no saben hacer otra cosa que engañar con su verborrea. Las niñas explotadas no significan nada para ellos, por eso no las rescatarán.
    No me extrañaría que quienes defienden a la industria del alcohol, los alimentos chatarra y del “circo” futbolístico (a quienes algunos jovenes llaman eufemísticamente deporte), te critiquen destructivamente diciendo que vas contra el empleo a los jóvenes.
    Tecoloteloco

  2. 0mar noviembre 28, 2009 a 3:23 am #

    Ximena: Dos adendums a tu articulo sobre las menores en “cabarets”

    1.- Excelente exigir a los niveles de gobierno que eviten a las menores trabajar en estos “antros”, pero todos sabemos que los problemas que llevaron a estas niñas a venderse así, no se solucionaran solo sacándolas de ahí

    Hará falta un seguimiento para cada menor a fin de rescatar al mayor número posible de ellas y que no simplemente pasen del antro a la calle.

    En verdad se requiere un programa que les ayude a valerse por si mismas y superar los problemas materiales y traumas que las llevaron a ese lugar.

    El poder de la pluma publica tendría excelente uso exigiendo a las autoridades un programa así.

    2.- También es de hacer notar que el periódico en su primera pagina escriba que “abunda la prostitucion de adolescentes en cabarets”, y en las demás paginas de este periódico y de otros que publica (ver el sol en sus ultimas paginas) cobre por promocionar a esos “cabarets” con grandes fotos y frases como “Princesitas lindas 8 colegialas” “Reinas del placer como tus las quieras”.

    Ojala y alcance la “tinta” para señalar esto en publico.

  3. Enrique Elizondo noviembre 30, 2009 a 7:31 pm #

    Felicidades Ximena Peredo por denunciar de frente en un medio masivo que es muy leído, que vayamos despertando de la indiferencia…y que se llegue a fondo en las investigaciones de este caso y de los muchos que seguramente hay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: