La decapitación de Santa Lucía

15 Nov

10byn-levan-medium

Larry, su agente inmobiliario

 

Lucía de Siracusa, nacida en el Año 282 fue educada en la fe cristiana, de padres nobles. Decide consagrar su vida a Dios y permanecer virgen, pero su madre, viuda y enferma, la compromete a casarse con un hombre pagano. Lucía suplica que su madre deshaga el compromiso a lo que accede sólo después de que su enfermedad desaparece. Sin embargo, su despechado pretendiente la acusa ante el Tribunal por practicar la fe cristiana. Durante el juicio se le ordena que abandone sus creencias y adore a los dioses paganos, pero al negarse Lucía, es decapitada. Es la patrona de los ciegos pues existe una leyenda que dice que al sacarle los ojos durante su juicio, Lucía seguía viendo. En algunas imágenes se le representa cargando sus dos ojos sobre una charola.  ¡Vaya, Santa! Me encanta su historia. Aunque yo de católica cada vez tengo menos me gustan las historias de los santos y santas, sobre todo las que reafirman que en la larga línea de vida de la humanidad siempre han existido personas leales a su conciencia, como Lucía de Siracusa.

El tema lo saco a colación porque el viernes amanecimos con la noticia de que el proyecto “Capital Santa Lucía” se ha reactivado. Al inaugurar el Paseo Santa Lucía en septiembre de 2007, Natividad González Parás declaró que el espacio formaría parte del patrimonio de los nuevoleoneses, quienes lo visitan a diario, reafirmando la necesidad que tiene la ciudad de contar con áreas de esparcimiento públicas al aire libre. El paseo nos salió en 3 mil millones de pesos. El espacio lo compramos, por lo que forma parte de las propiedades públicas. La trampa vino después, porque con dinero público se habilitó una zona, de la que luego un grupo de inversionistas sacarán provecho al “comprarnos” -sin preguntarnos si queremos o no venderlo- a precios de remate predios en los que construirían cines, departamentos y un mall.  De tal suerte que el Paseo Santa Lucía será otro espacio comercial, como los que abundan en esta ciudad.

Las autoridades no entienden las bondades de un espacio de todos, en donde la comunidad se encuentra y se divierte sin necesidad de gastar. Seguramente no lo entienden porque obedecen a la lógica privada, como Fernando Larrazabal, empresario constructor que además es alcalde de Monterrey, quien declaró a El Norte recientemente: “Al primer cuadro (de la ciudad) le urge una regeneración total y como Alcalde voy a impulsar que empresarios puedan comprar manzanas enteras”. El Sr. Larrazabal no entiende otra manera de regenerar que no sea a partir de negocios. Podría impulsar proyectos en donde la gente de los barrios participe, reforestación, áreas de esparcimiento público, cafeterías, ciclovías, museos, bibliotecas populares ¡en fin!, teatro callejero, verbenas, conciertos al aire libre, lectura de poesía, torneos de dominó en los parques… ¡Habrían mil formas de rescatar lo que Maderito nos dejó -un centro de la ciudad lleno de giros negros y cantinas-, pero para Larrazabal las cosas se resuelven cerrando tratos, haciendo negocios.  En el centro habita el corazón y la memoria de la ciudad.

Santa Lucía no dejó ver aunque la leyenda dice que le arrancaron los ojos. Aunque nos quieran vendar los ojos, algunos ciudadanos no dejamos de ver la perversidad de que el gobierno opere como agencia inmobiliaria utilizando su estructura, su poder, sus contactos,  para arrebatarnos espacios y rematarlos. El espacio Paseo Santa Lucía es nuestro, -ya lo pagamos- y nadie nos ha preguntado si queremos ahí otro mall. Que no se venda Santa Lucía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: